•  |
  •  |
  • END

PRAGA / AFP

La UE espera preparar el terreno para concluir en julio su Acuerdo de Asociación con América Central durante la reunión de cancilleres europeos y del Grupo de Río del miércoles y jueves en Praga, pero descarta avances en sus negociaciones con el Mercosur.

La jornada del jueves estará dedicada a reuniones entre Bruselas y América Central, Mercosur, México y Chile, después de un primer día centrado en la crisis económica mundial y el cambio climático.

Un encuentro previsto también con la Comunidad Andina de Naciones (CAN) fue anulado este martes debido a divergencias con Bolivia sobre los acuerdos comerciales que negocian sus socios de Perú, Colombia y Ecuador con la Unión Europea (UE).

Bruselas mantiene a nivel regional o bilateral negociaciones con un gran número de países de América Latina y el Caribe, que avanzan a velocidades distintas y topan con más o menos escollos.

Mientras México y Chile ya cuentan con acuerdos comerciales, que en el primer caso corresponde a un Tratado de Libre Comercio (TLC), es con América Central que las conversaciones para un Acuerdo de Asociación parecen avanzar a paso firme, después de una breve interrupción en abril.

En Praga, los jefes negociadores de Costa Rica, El Salvador, Guatemala Honduras y Nicaragua se reunirán con responsables de la Comisión Europea para "preparar el terreno de cara a la próxima ronda de junio en Bruselas", en la que esperan cerrar el acuerdo, dijeron a la AFP fuentes comunitarias.

La comisaria europea de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, es "muy optimista" en cuanto a cumplir esa fecha, explicaron. Ferrero-Waldner confió el lunes en Madrid en que los jefes de Estado y de gobierno de la UE ratifiquen el acuerdo durante el primer semestre de 2010.