•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La producción minera, no metálica, ha sido una de las más afectadas por la crisis sociopolítica del país, según las estadísticas publicadas hasta junio de este año, por el Banco Central de Nicaragua.

Entre abril y junio de este año, por ejemplo, la producción de arena registró descensos interanuales de entre 95.8% a 97%.

La producción de concreto premezclado (hormigón) no experimentó descenso en abril, pero sí en mayo y junio, de 53.76% y 85.83%, respectivamente.

Asimismo, la producción de material selecto tuvo una caída de 54.2% y 16% en mayo y junio, respectivamente.

La producción de piedra cantera no ha tenido un buen año, dado que en todos los meses de 2018 ha tenido caídas, sin embargo, entre abril y junio los descensos se acentuaron.

En abril, mes en que empezó el conflicto en Nicaragua, la producción de piedra cantera descendió 15.91%, con respecto a abril de 2017; en mayo, el descenso se elevó a 60.49% y en junio, a 79.38%.

Finalmente, la producción de piedra triturada experimentó decrecimientos de 8.78%, en mayo; y de 37.93% en junio.

END

En la minería metálica, la producción plata ha experimentado descensos continuos durante todo el primer semestre. Sin embargo, mientras en el primer trimestre las caídas interanuales fueron de más de 50%, entre abril y junio se ubicaron entre -31.8% y -37.6%.

La producción de oro, según los datos publicados por el Banco Central, también registró un decrecimiento en junio, de 7.2%.

Para el economista independiente Luis Murillo, la caída en la producción minera no metálica “es comprensible si se tiene en cuenta que el sector de la construcción ha venido experimentando un descenso en su actividad”.

Dijo que es preocupante, porque una caída interanual (es decir, la comparación de un mes del año, con el mismo mes del año anterior) indica que la base productiva está experimentando problemas.

Menos inversión en construcción

Murillo aseveró que las fuertes caídas en la minería no metálica se deben a la crisis sociopolítica de Nicaragua, “ya que la población dejó de invertir, sobre todo en construcción y lógicamente ha disminuido la demanda de todos los materiales de construcción, entre ellos, la arena, piedra cantera, piedrín”.

El economista recordó que Nicaragua estaba creciendo en infraestructura y ese crecimiento estaba impulsando al sector de la construcción.

Según el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE), de junio de 2018, “la actividad de construcción mostró una disminución de 35.6 por ciento (-14.6% en el acumulado enero-junio)”. 

“Entre los materiales de construcción que mostraron disminución se encuentran: acero, concreto premezclado, cemento, piedra cantera, madera, asfalto, bloques, adoquines, arena y piedra triturada, entre otros”, reflejó el informe del IMAE en junio.

En mayo, la actividad de construcción también disminuyó, en este mes de 27 por ciento.

Murillo explicó que cuando se da una contracción de la demanda de materiales de construcción, que son producidos por la minería no metálica, en el futuro se produce un impacto negativo en el desarrollo de infraestructura. Agregó que la infraestructura es la base del crecimiento económico del país.