•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las exportaciones han sorteado mejor la crisis y la mayoría  de empresas de este sector guardan expectativas positivas para los próximos meses, al contrario, los rubros destinados al consumo interno “han sido los más afectados por la crisis sociopolítica” y  sus perspectivas  continúan a la baja, de acuerdo con el  “Monitoreo de las actividades económicas de Nicaragua”, elaborados por el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) y la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides).

El 42% de las empresas enfocadas en la producción para consumo interno informaron en julio —mes de la consulta— que en los siguientes dos meses las expectativas de ventas tendrían una tendencia decreciente; otro 36.8% considera que se mantendrán igual y solo el 21.1% considera que aumentarán.

En cambio, en un horizonte temporal más amplio (seis meses) las expectativas están divididas, un 36.8% considera que aumentarán las ventas y otro grupo de 36.8% indica que se mantendrán estables. 

José Adán Aguerri, presidente del Cosep, indicó  que “para el año 2018 lo que ha ocurrido es que el consumo interno se ha desacelerado. Es predecible que de no encontrarse una salida a la crisis sociopolítica, el consumo se siga desacelerando en el año 2019”.

Aguerri explicó también que en un contexto donde las empresas siguen realizando sus actividades económicas con menor intensidad “otros sectores (como el sector exportador) por su propia forma de operar, pueden alcanzar niveles mayores a los planificados a inicios del año”.

Ventas por sector

Solo la producción de energía logró cumplir 100% de ventas programadas, mientras otras actividades relacionadas al consumo interno, como los hoteles pequeños, cumplieron solo el 5%.

La industria de carne de pollo y los formuladores y distribuidores de agroquímicos muestran rezagos en sus ventas  con cumplimientos de 75% y 76%, cada uno.

En cuanto a los agroquímicos “el menor dinamismo en las ventas, producto de una menor demanda de insumos de parte de los productores agropecuarios, sugiere que la productividad del ciclo agrícola 2018/2019 se verá afectada”, revela el estudio.

Tres actividades relacionadas a la construcción: urbanizadoras, contratistas y proveedores, respondieron en la encuesta que el cumplimiento de  sus planificaciones de venta en julio alcanzaron el 20% y el 50%  las dos últimas, respectivamente. Al mismo tiempo,  el comercio y servicios lograron el cumplimiento en 60% de las ventas.

“Por su parte, la disminución en la construcción es producto del menor crédito disponible para el desarrollo de este tipo de infraestructura, la suspensión de inversiones por la falta de confianza, así como de la menor disponibilidad de materiales, como acero, concreto, premezclado y cemento”, explica la nota de prensa.

Los empresarios relacionados al sector construcción indican que  su actividad continuará siendo afectada en lo que resta del año.  Cuando en julio se les consultó sobre sus expectativas a dos y seis meses, respondieron que  sus ventas disminuirían.

Los vinculados al comercio respondieron en julio que sus ventas habían aumentado en relación al mes anterior y que las expectativas es que se mantengan.

A pesar de que los grandes hoteles y las touroperadoras son  de las actividades con el cumplimiento más bajo en sus metas de venta  (15% y 10%, respectivamente)  indican que  las ventas aumentaron en julio y considera que  continuarán con un ritmo ascendente, en lo que resta del año.

Las vacaciones de Navidad y Año Nuevo podrían ser la vía de recuperación por la que apuesta el sector.

Exportadores

Al momento de la encuesta (julio) el 46.2% de las empresas exportadoras informaron que las ventas aumentarían, otro segmento de igual tamaño por su parte consideró que se mantendrían igual y solo un 7.7% contempló que  bajarían.

Los productos de exportación muestran desempeños relativamente mejores a los de los productos de consumo interno. No obstante, se observa una desaceleración marcada en los mismos por un menor volumen exportado, principalmente en los productos lácteos.

Al ser consultados en julio sobre las expectativas de venta para los próximos seis meses, los representantes de  las actividades de exportación más importantes indicaron  que podrían  mantenerse iguales o incrementarse, ninguno espera que las ventas desciendan.

En cambio al consultarles sobre sus expectativas de ventas para los seis meses siguientes, más de la mitad (53.9%) consideró que las ventas aumentarían; un  38.5% espera que se mantengan  igual y un 7.7% pronostica una baja.

Los parques industriales y la industria del tabaco cumplieron en su totalidad las expectativas de venta para julio de este año, en ese mismo tiempo la industria pesquera superó las proyecciones para julio. El cumplimiento de las proyecciones de venta para julio de ocho productos de exportación oscila entre el 60% y el 95%.

La producción de frijoles y de palma africana lograron un cumplimiento de sus proyecciones de venta en julio de este año de  30% y 32% cada una. 

“Los productos de exportación muestran desempeños relativamente mejores a los de los productos de consumo interno. No obstante, se observa una desaceleración marcada en los mismos por un menor volumen exportado, principalmente en los productos lácteos, y los bajos precios internacionales”, destaca la nota de prensa.

En julio, las ventas de café lograron un cumplimiento del 80% para ese mes, los empresarios del sector consideran que continuarán manteniéndose en lo que resta de 2018.

Mientras que la industria de carne de res, así también textiles y confección indicaron que las ventas de julio se incrementaron en relación al mes anterior y lograron cumplimento de sus estimados  de  90% y 95%, respectivamente. Ambas actividades pronostican mejoras en los dos escenarios (en el plazo de dos y seis meses posterior a la encuesta).

Con colaboración de Dora González Álvarez