•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La economía panameña atraviesa un ciclo de desaceleración que comenzó hace más de un lustro y que ha “tocado fondo” este 2018, cuando el producto interno bruto (PIB) se expandirá en alrededor del 4 por ciento, dijeron analistas, que vaticinaron una mejora del indicador en el 2019.

Una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo el miércoles, al término de una visita al país, que calcula un crecimiento del PIB del 3.7% en el primer semestre de este año, lo que “comparado con el 5.4% de 2017, refleja una marcada ralentización en sectores clave”. 

El organismo multilateral destacó como uno de los factores de esa ralentización la huelga sindical que entre abril y mayo pasados paralizó el neurálgico sector de la construcción, pero sostuvo que la economía de Panamá vive una “desaceleración temporal en el 2018” y vaticinó “un repunte en el corto plazo” que la mantendrá entre las más dinámicas de América Latina.

El decano de la Facultad de Economía de la estatal Universidad de Panamá (UP), Rolando Gordón, dijo a Acan-Efe que la desaceleración de la economía panameña, basada en el sector de servicios y logística, “no ha sido corta” como dice el FMI.

“Si se va a las cifras oficiales, la economía viene cayendo desde hace casi 7 años, del 2012 en adelante. Una vez pasó el momento cúspide de la construcción de ampliación del Canal, (la economía) se desaceleró”, afirmó el catedrático.

De acuerdo con las cifras oficiales, la expansión del PIB en la última década promedió 6.92%, con un pico en 2012 (10.6%), año a partir del cual comenzó a desacelerar el ritmo de crecimiento, siendo la tasa más baja la del 2016 (5%).

En este 2018 la economía panameña “tocó fondo” y la desaceleración se reflejará en un crecimiento del PIB de “entre 4 y 4.3%”, lo que sigue siendo alto, afirmó el decano de la Faculta de Economía de la principal universidad panameña. 

Gordón destacó que en lo que sí coincide con el FMI es que el escenario cambiará en 2019, un año en el que repuntará la economía “debido a muchos proyectos que tiene el Estado y la mejora económica de Estados Unidos, el principal socio” de Panamá. 

Los indicadores macroeconómicos “van a mejorar” el próximo año, a pesar de que “seguirán afectados sectores como el de la vivienda, autos, turismo”, porque las tasas de interés seguirán al alza a causa de la política fiscal de Estados Unidos y por el encarecimiento del país debido a la fortaleza del dólar, su moneda corriente, explicó. 

El economista independiente Adolfo Quintero coincidió en que la expansión del PIB panameño este año estará en alrededor del 4%, por debajo del 4.5% calculado por el Gobierno en julio pasado, tras una revisión a la baja del indicador. 

Ya en junio de este 2018, una misión del FMI que visitó Panamá dijo que rebajaría en alrededor de un punto porcentual la previsión de crecimiento de 5.6% para el año, debido al impacto de huelga de la construcción y al debilitamiento de la actividad económica en el primer trimestre. 

Quintero dijo además que Panamá ya se encamina a la creación de un consejo fiscal, una recomendación plasmada por el FMI en su informe preliminar de la visita que concluyó el miércoles en el país.

En su informe preliminar, la misión del FMI indicó que para el país centroamericano “será importante fortalecer la fiscalización anti-blanqueo de capitales y de combate al financiamiento del terrorismo, tanto como mejorar la transparencia tributaria y el intercambio de información para cimentar el sitio de Panamá como un centro financiero regional”.

“También será importante conservar la disciplina fiscal como el principal instrumento de estabilización macroeconómica, así como reforzar el marco fiscal mediante el establecimiento de un consejo fiscal”, afirma la organización financiera en su informe preliminar.