•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, anunció que a partir de noviembre los pasaportes o la solicitud de las prórrogas a este documento se pagarán con la criptomoneda petro, un activo sancionado por Estados Unidos y declarado ilegal por el Parlamento venezolano.

Dijo, además que desde el próximo lunes, y antes del cobro en petros, el costo del pasaporte será de 7,200 bolívares (116 dólares según la tasa oficial de cambio) lo que equivale a un incremento cuatro veces superior al costo que tenía hasta hoy e impagable para la mayoría de los venezolanos que ganan 1,800 bolívares.

Rodríguez agregó que la prorroga tendrá un costo de un petro (3,600 bolívares, o 58 dólares).

Señaló que estos cobros se insertan en el “nuevo programa de recuperación económica, crecimiento y prosperidad” que ejecuta el gobierno de Nicolás Maduro “con el impulso y el arranque” del “petro como criptomoneda venezolana.

“Tal y como lo instruyó el presidente de la República (...). Todos los servicios tendrán que cobrarse en petros, así que vamos a una nueva arquitectura, vamos a un nuevo funcionamiento” de la economía, reiteró la vicepresidenta.

Maduro lanzó el petro a finales del año pasado y dijo que está respaldado por el crudo de un bloque de la rica Faja Petrolífera del Orinoco, para “avanzar hacia nuevas formas de financiamiento” y “vencer” el bloqueo económico internacional.

A principios de este año el Parlamento, de mayoría opositora, declaró que las acciones que involucraban el uso del petro eran “ilegales” y “nulas” y alertó a los potenciales inversionistas y actores del mercado de las criptomonedas sobre la inconstitucionalidad de su emisión.