•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Niño sigue siendo una amenaza, dijo Denis Meléndez, director ejecutivo de la Mesa Nacional para la Gestión de Riesgos, “porque este fenómeno climático en las últimas ocasiones se extiende durante varios meses”.

Explicó que el fenómeno, una vez que se instale, podría durar 20 meses o más, por lo que podría afectar el inicio del invierno de 2019. “Eso quiere decir que la cosecha de primera del ciclo agrícola de 2019 desde ya está amenazada por este fenómeno climático”, indicó Meléndez.

El fenómeno climático El Niño, que se origina por el calentamiento de las aguas superficiales del océano pacífico, provoca sequías, contrario a La Niña, que genera abundantes precipitaciones.

Gobierno admite

El director de Meteorología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), Marcio Baca, admitió recientemente en un canal oficialista que es altamente probable que el Niño se instale.

“De acuerdo a la información que tenemos efectivamente hay un porcentaje bastante bueno que el fenómeno se presente, sin embargo de hacerlo posiblemente sea ya entrado el mes de noviembre, una vez que finalice el período lluvioso”, dijo Baca.

Para Denis Meléndez, es necesario que los especialistas, y el Gobierno, trasmitan la información sobre este fenómeno climático de manera integral, para prepararse con anticipación al impacto que podría causar.

El Niño tiene un radio de afectación en diferentes sectores de la población. Señaló que puede afectar a la agricultura, la ganadería, la salud de las personas, entre otros.

En 2014 y 2015, cuando se presentó el fenómeno, provocó la muerte de más de 5,000 cabezas de ganado bovino, de acuerdo con las asociaciones ganaderas.

El asesor en pronósticos climáticos Carlos Zelaya dijo que los productores agropecuarios deben establecer un plan para hacerle frente desde ya a El Niño, porque la cantidad de lluvia que debió caer en todo octubre se ha concentrado en los últimos cinco días, lo cual no permite la filtración de agua porque los suelos están saturados.

“En septiembre y octubre se ha empezado con un incremento en las temperaturas superficiales en el pacifico y está esa posibilidad del 70% de que tengamos el fenómeno de El Niño, antes de diciembre. Habría que prepararse para una estación seca prácticamente desde noviembre hasta mayo”, detalló Zelaya.

Calles de Managua inundadas por las lluvias.

Además, señaló que previo a las lluvias que cayeron en los últimos días, el nivel de las fuentes hídricas del corredor seco estaba bajo. “Con esto recuperan un poco sus niveles (…) pero  esto no va a provocar una reserva, porque esto ha caído concentrado. Debió de infiltrarse y elevar esos niveles subterráneos, pero lo que ha hecho es correr por encima, eso ha provocado la crecida de los niveles de los ríos y si esa agua hubiera caído distribuida en todo el mes entonces logramos una buena recuperación de esas fuentes que están bajo de niveles”, explicó.

Para evitar afectaciones mayores, Zelaya recomienda a los ganaderos tener suficiente comida de verano para sus animales.

En el caso de los que tengan cultivos de riegos tiene que estar listos para poder establecer riego desde noviembre, detalló Zelaya.