•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En julio de 2017, Nicaragua importó 1,089.7 toneladas entre lavadoras, refrigeradoras, planchas, televisores y otros electrodomésticos. Sin embargo, el volumen descendió a 574.2 toneladas, en el mismo mes de este año.

La inversión en las compras de electrodomésticos en el exterior en julio del año pasado fue de US$25.2 millones, mientras que en julio de este año descendió a US$9.7 millones, según el Banco Central de Nicaragua (BCN).

En resumen, las importaciones de electrodomésticos registraron una caída de 60%, en valor, y de 47.3%, en volumen, en julio de 2018, respecto al mismo mes de 2017.

En el período de abril a julio de este año las compras de electrodomésticos en el exterior descendieron 16.6%, en valor, al pasar de US$100.4 millones a US$83.8 millones.

En abril, mes en que explotó la crisis sociopolítica del país, las importaciones de esos productos habían experimentado un crecimiento de 48.9%, en volumen, y de 67% en valor.

Menos ventas 

A casi seis meses de crisis sociopolítica, las ventas de electrodomésticos están estancadas, señalan trabajadores de tiendas comerciales.END

Una vendedora de una tienda reconocida del país afirma que recibe un salario básico de entre C$6,100 y C$7,000, pero el 60% de sus ingresos lo obtiene de las comisiones por venta.

La joven, que pidió no reveláramos su nombre, cuenta que un vendedor de una tienda gana el básico y puede llegar a obtener, con las comisiones, hasta C$30,000 en un mes.

“Imagínese, una ya está cuadrada con ese salario, pero resulta que las ventas se vinieron abajo”, comentó la vendedora.

En las tiendas de electrodomésticos, los empleados afirman que la situación ha empeorado porque las casas comerciales han reducido los montos de las comisiones.

“Antes, por vender una motocicleta te ganabas de C$200 a C$230, mientras que ahora, por la misma venta, apenas te dan C$90”, indicó el vendedor de una tienda ubicada en Ciudad Sandino, quien también pidió el anonimato por temor a perder el empleo.

Según ejecutivos de ventas consultados por El Nuevo Diario, las personas han sido cautelosas en la adquisición de deudas y las políticas crediticias se endurecieron en las casas comerciales.

“Antes, si un cliente tenía otros créditos, en otros lugares, y era buena paga, era un cliente potencial y se le aprobaba (el crédito) con solo presentar la cédula. Ahora no, ya ese cliente no lo tenemos”, expresó un vendedor.

“Ahora te piden hasta el 30% de la prima. No podés tener deudas en otra casa comercial y tenés que dar constancia de tus ingresos. En los municipios, donde la gente trabaja en su mayoría por cuenta propia, no son sujetos de crédito y eso nos afecta como vendedores”, comentó.

Para un vendedor, colocar cinco o seis refrigeradores en la quincena, era provechoso, pero ahora con costo vende tres, indicó.

Problemas económicos

Carlos Navarrete, supervisor de una tienda, también recibe comisiones por ventas. Si cumple la meta, recibe un bono de US$120 mensuales, adicional a su salario básico de C$12,000. Pero entre abril y julio no logró el bono, y con mucho esfuerzo lo recuperó en agosto y septiembre.

“Yo antes me podía vender unos US$30,000 a US$40,000 mensuales, pero con todo esto se bajó quizás a unos US$15,000 a US$20,000. Para recuperar las ventas donde yo trabajo están haciendo activaciones de promociones y campañas”, detalló.

Las personas citadas apuntan que ese desequilibrio en sus ingresos les ha provocado mayor nivel de endeudamiento y cambios en sus estilos de vida, al punto que algunos de sus compañeros optaron por renunciar, para liquidar deudas.

Suárez vive en un barrio del distrito VI de Managua y trabaja en Ciudad Sandino. Una de las medidas que tomará para paliar sus problemas, es la solicitud de cambio de sucursal para ahorrar gasolina. “Usted sabe que vivo de extremo a extremo y ya le dije a mi jefe que me ayudara con eso”, expresó.

El mundial no ayudó

Para los vendedores de electrodomésticos también fue notoria la pérdida de ventas durante la celebración de la Copa Mundial de Fútbol, en junio pasado. En esos días esperaban duplicar las ventas de televisores. 

“Las expectativas no se lograron para ese evento. Se vendió, pero muy poco. Las empresas no invirtieron mucho en la publicidad que se hace cuando hay evento de esa magnitud”, resaltó el vendedor de una tienda ubicada en un centro comercial de Managua.

Los vendedores comentaron que en los últimos 15 días se ha registrado un leve movimiento positivo en las ventas y prevén ejecutar campañas de promoción con las fechas de celebración de cierre de año, pero la situación del país es incierta.