•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con la reducción prevista de C$1,457.75 millones en el Programa de Inversión Pública (PIP) 2019, los empleos más afectados serán los generados por la construcción.

Según lo previsto por el Gobierno, la construcción continuará con números negativos hasta 2019. Para el año 2018 la caída prevista del sector alcanzará 21.1% y en 2019 sería de 10.91%.

Cálculos oficiales indican que este sector generó C$20,942.8 millones en 2017, en 2018 bajaría a C$16,523.7 millones y en 2019 se ubicaría en C$14,720.2 millones.

El 25% de los contratistas permanentes de la construcción fueron suspendidos entre abril y julio de este año. De los contratistas temporales, la cifra es mayor, alcanzó el 50% en el mismo período, de acuerdo con el monitoreo de las actividades económicas de Nicaragua del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) y la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo económico y Social (Funides).

END

El efecto del PIP

La tendencia decreciente de la economía, que ha provocado descensos en la recaudación, ha obligado al Gobierno a recortar los planes de inversión. 

Según el PIP para 2019 está prevista la realización de 471 proyectos, 11 menos que los planificados inicialmente para 2018.

END

Con las reformas presupuestarias implementadas en agosto, se redujo 193 proyectos del PIP 2018. Una parte de los proyectos que se contemplan para el año próximo corresponden a los recortados en 2018.