•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las ventas de casas del sector urbanizador del país registraron una caída de 80% en septiembre de este año, respecto al mismo mes de 2017, según el Segundo Monitoreo de las Actividades Económicas de Nicaragua, realizado por el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) y la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides).

Este monitoreo revela que las ventas de los distribuidores de vehículos automotores sufrieron una caída interanual de 75% y en los hoteles grandes, de 70%.END

Cosep y Funides indican que después de seis meses de iniciada la crisis sociopolítica, esta sigue teniendo efectos negativos en la economía y el desarrollo de Nicaragua.

“Actualmente, las fluctuaciones en la actividad económica son influenciadas por la incertidumbre de los consumidores e inversionistas y la percepción de inseguridad en diferentes ciudades del país”, explica el reporte.

El monitoreo de las actividades económicas de Nicaragua en septiembre, “refleja que las ventas de los productos de consumo interno, es decir, los bienes y servicios que se comercializan en el mercado local, continúan siendo los más afectados por la grave crisis que enfrentamos como país”.

Además, las ventas de los hoteles pequeños registraron una caída interanual de 55%, y las de los distribuidores de medicamentos, dispositivos y equipos médicos y agencias de publicidad, más de 40%.

Economía contraída

Para el segundo reporte de las actividades económicas de Nicaragua, el Cosep y Funides encuestaron a 22 gremios, que cubren 44 actividades económicas, y a 13 empresas de sectores claves.

END

En el segundo estudio mensual se explica que las áreas de exportación que más redujeron sus ventas en septiembre fueron la producción de frijol (-65%), reforestadores (-34%), industria pesquera (-30%) y producción de cacao (-12%).

En el sector de las pymes, las ventas de artesanías cayeron 70%, las de la industria y confección 63%, madera y mueble 50% y panificación 40%.

Los más afectados

El Cosep y Funides concluyeron que las actividades económicas más afectadas siguen siendo las relacionadas con el turismo (hoteles pequeños, turoperadoras, hoteles grandes y restaurantes), la distribución de vehículos automotores, el sector urbanizador y en general comercio y servicios.

“La disminución en la construcción, principalmente en el área residencial, se origina por el menor crédito disponible para el desarrollo de este tipo de infraestructura, la suspensión de inversiones por la incertidumbre, así como la menor disponibilidad de materiales como acero, concreto premezclado, cemento, entre otros”, explica el reporte.

Según el Cosep y Funides, aunque algunas actividades económicas continuarán ajustándose a una “nueva realidad” en 2019, en medio de la crisis, otras consideran que su ritmo de operaciones disminuirá, como los urbanizadores, los distribuidores de vehículos automotores, las agencias de publicidad y las empresas de telecomunicaciones.

END

Por otro lado, la principal cúpula empresarial del país y el centro de pensamiento económico enfatizaron que las ventas del sector de formulación y distribución de agroquímicos, “una de las actividades claves”, continúa mostrando “importantes rezagos”. 

“El menor dinamismo en las ventas de agroquímicos se debe a la reducción del crédito al sector agrícola. En este sentido, los productores han disminuido su demanda por insumos agrícolas, como fertilizantes y urea. Las expectativas del sector de agroquímicos es que su ritmo de actividad se mantenga similar al mes de septiembre 2018 en los próximos meses, por lo que se esperan afectaciones en la cosecha del ciclo agrícola 2018-2019”, afirmaron el Cosep y Funides.

La mayor caída

Funides adelantó el miércoles que de mantenerse las condiciones sociopolíticas actuales, Nicaragua tendrá una mayor contracción de su economía en el 2019, que oscilaría entre el 5.2% y el 8.7%.

El centro de pensamiento se plantea dos escenarios en sus proyecciones. En el primero la economía decrecerá 5.2% en términos reales, bajo el supuesto de que las empresas se adapten a la nueva realidad y operen de forma similar al último trimestre de 2018. En ambos escenarios, el comercio, la construcción y el turismo continúan siendo las actividades más afectadas.

“En particular, la construcción continúa su disminución, la industria de manufactura se ajusta gradualmente y el comercio, hoteles, restaurantes y sistema financiero se comportan de forma similar a lo esperado en el último trimestre de 2018. En este escenario, la tasa de crecimiento real de la actividad económica para 2019 sería de -5.2% en comparación con 2018”, explicó Funides.

En el segundo escenario para 2019, la contracción será de 8.7%, influenciado por la incertidumbre, impactando a la manufactura que por el momento es de las actividades económicas con mayor crecimiento, analizó ese centro del pensamiento económico.