•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Gobierno publicó en la Gaceta, Diario Oficial, el reglamento de la Ley 979 (Ley de creación de los Bonos para el fortalecimiento de la Solidez Financiera y del Comité de Estabilidad Financiera), otra de las polémicas legislaciones propuestas por el Ejecutivo durante la crisis sociopolítica.

El reglamento “deberá aplicarse a la emisión de los bonos para el fortalecimiento de estabilidad financiera, las instituciones involucradas en el proceso de emisión y en la composición del comité de estabilidad financiera”, según la Gaceta 212, del pasado jueves, 1 de noviembre.

Asimismo establece que el Ministerio de Hacienda y Crédito Público definirá las condiciones financieras relacionadas con el plazo, tasas de interés, periodicidad de pago de intereses y autorización de capital, plazos y mecanismos de colocación, que mejor se ajusten a las condiciones de mercado.

Afirma que para que el MHCP emita esos bonos deberá contar antes con información, ya sea del Banco Central de Nicaragua (BCN), la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Siboif), o el Fondo de Garantía de Depósitos de las Instituciones Financieras (Fogade), relacionadas con cualquiera de las circunstancias establecidas en el artículo 2 de la Ley 979.

Ese artículo establece que los Bonos para el Fortalecimiento de la Solidez Financiera se emitirán para respaldar líneas de asistencias financieras otorgadas por el Banco Central de Nicaragua (BCN); la cobertura de los depositantes de las instituciones financieras supervisadas del sistema financiero nacional, entre otras.

En ese sentido, diputados de la Asamblea Nacional explicaron a mediados de agosto, cuando se aprobó esa ley, que el objetivo de la misma es respaldar los depósitos del público en el Sistema Financiero Nacional, en una eventual emergencia.

El reglamento establece que cuando el Banco Central y la Siboif soliciten la emisión de esos bonos deberán cumplir con varios requisitos, entre ellos, argumentar la necesidad de emitirlos en ese momento y presentar una propuesta del monto y las principales condiciones financieras.

En el reglamento también se especifica que las convocatorias para las sesiones del Comité de Estabilidad Financiera las hará el presidente del BCN, con al menos 48 horas de anticipación, pero deja entrever que habrá circunstancias especiales en las que las convocatorias se podrán hacer en menor tiempo.

El presidente del BCN, de acuerdo con el reglamento, también presidirá las sesiones de ese comité.

En el momento de la votación para la aprobación de la ley que crea esos bonos, la diputada Azucena Castillo criticó que esa legislación se “aprobó a la ligera” y se preguntó: “¿Qué tipo de mensaje se está enviando al aprobar esta ley en un momento en que el país tiene un problema social y político y no financiero?”.

La propuesta de creación de esos bonos creó polémica porque inicialmente se le llamó Ley de Creación de Bonos de Estabilidad Financiera y del Comité de Estabilidad Financiera, lo cual daba a entender que el Gobierno estaba poniendo en duda la estabilidad financiera del país. Varios economistas además consideraron que no era un buen momento para promover una ley como esa en medio de la crisis sociopolítica del país.