•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las importaciones de bienes de capital continuaron en agosto último con una fuerte caída interanual de 36%. Según el más reciente reporte del Banco Central de Nicaragua (BCN), en el octavo mes del año, los bienes de capital traídos del exterior tuvieron un costo de US$68.9 millones, US$38.4 millones menos que los US$107.3 millones de agosto de 2017.

En el caso de la industria, el sector que más aglomera esos bienes e invierte más en su adquisición, la caída en las importaciones ascendió a 26%.

En agosto pasado, de acuerdo con el BCN, los bienes de capital importados por el sector industrial registraron una inversión de US$44.6 millones, es decir US$15.6 millones menos que los US$60.2 millones de agosto de 2017.

Sergio Maltez, presidente de la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin), dijo a EL NUEVO DIARIO que “una caída en las importaciones de bienes de capital representa un menor dinamismo en la inversión”.

Esa caída también permite prever que habrá problemas de producción en el país, afirmó Maltez. “Este efecto (en las importaciones de bienes de capital) se está dando por la desaceleración económica y sobre todo por la incertidumbre de la situación actual del país”, comentó Maltez. 

El valor de las importaciones de los bienes de capital para la industria (US$44.6 millones) representa el 64.72% del valor total de las importaciones de bienes de capital (US$68.9 millones).

El sector agropecuario representa el 8.85% y el transporte 26.43% de las importaciones de bienes de capital.

Efecto en producción

El economista independiente y catedrático Luis Murillo coincide con Maltez en que el decrecimiento en las importaciones de bienes de capital representa una caída en la producción.

“Los bienes de capital, entre ellos está lo que es maquinaria, sirven para producir, y si se contraen estas importaciones, el país no va a tener estos medios de producción para seguir produciendo al ritmo que lo estaba haciendo antes de la crisis”, explicó Murillo.

Luis Murillo, economista independiente y catedrático. Archivo/ END

Advirtió que eso también tiene una consecuencia en la tasa de crecimiento económico del país. El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) y la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) han pronosticado una contracción económica mayor del 5% para Nicaragua en 2019.

Meses negativos

En abril, cuando comenzó la crisis política y social, las importaciones de esos bienes alcanzaron un crecimiento positivo de 25.4%, pero muchos de los indicadores económicos del país se desplomaron en los siguientes meses y hasta la fecha permanecen en negativo.

Desde mayo, cuando las importaciones de bienes de capital cayeron 31%, éstas no han dejado de bajar. En junio y julio, se incrementó la caída a 54% y 42.7%, respectivamente.

Murillo advirtió que las consecuencias de menos importaciones de bienes de capital para el país serán a mediano plazo. “Yo considero que serán como para 2020 o 2021, porque la economía va a seguir produciendo con los bienes de capital que ya tenía, sin embargo, éstos se van a ir depreciando y van a requerir mayores niveles de mantenimiento”, explicó.

Transporte a la baja

En el valor de las compras de bienes de capital del sector transporte hubo una reducción de 56.04%. En esa categoría, que contiene autobuses, baterías para vehículos, monturas para moto, camiones de volquete, microbuses, camionetas, grúas, chisperos, bujías, cuadraciclos, automóviles tipo sedán, motocicletas, partes para motores de émbolo, partes y repuestos de automóvil, remolque tipo furgón, rastras, entre otros, todos los bienes registraron decrecimientos que van desde 15% hasta 77%. “Una de las repercusiones que vamos a tener en el sector transporte es que vamos a tener una flota chatarra y el servicio se desmejora”, opinó Murillo. De los tres sectores que registra el BCN en importaciones de bienes de capital, en agosto solo el agropecuario registró un crecimiento positivo, de 5.3%. 

Desde mayo, cuando las importaciones de bienes de capital cayeron 31%, éstas no han dejado de bajar. En junio y julio, se incrementó la caída a 54% y 42.7%, respectivamente.

¿Qué son los bienes de capital?

Los bienes de capital son aquellos con los cuales se recupera la inversión a largo plazo, estos pueden ser maquinarias y equipos que se utilizan en la industria y la producción agropecuaria, explicó el economista Luis Murillo. Los bienes de capital son diferentes a los bienes intermedios que sirven a la producción a mediano plazo, es decir, insumos o materia prima para el proceso productivo.

Por ejemplo, en el sector agropecuario se requiere urea, un bien intermedio, pero también una cosechadora, que es un bien de capital, con una utilidad a mediano y largo plazo.