•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las ventas del sector madera muebles del país registraron una caída de 60%, de enero a septiembre de 2018, respecto al mismo período del año pasado según el Segundo Monitoreo de las Actividades Económicas de Nicaragua, realizado por el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) y la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides).

“El sector madera mueble tiene un impacto negativo del 60%, empresas pequeñas asociadas a CADIN han bajado su productividad hasta un 50%, porque el mercado está bastante sensible, no hay apertura para este sector, el acceso a maderas preciosas es altísimo. Actualmente en Nicaragua, producto de la crisis el crecimiento está detenido para este sector”, Magdalena Cerda, Coordinadora del Centro de Negocios y Asistencia a la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (CENAMI-CADIN).

Cerda señala que los agremiados están tratando de recuperarse económicamente, porque han perdido activos, las inversiones están detenidas y los agremiados están trabajando para ser autosostenibles, mejorar sus sistemas contables, su gestión administrativa y conseguir financiamiento.

Por su parte, Pedro Gómez, primer vicepresidente de la confederación de este sector, expresó que la producción ha disminuido, porque están vendiendo con precios congelados y por ende las exportaciones se han visto afectadas principalmente por la veda de madera y su alto costo. “La mayor parte de madera de alta calidad se exporta y a las pymes les queda trabajar con madera no certificada que trae como consecuencia no poder exportar y existe una disminución en la producción”, señaló Gómez.

En la Cámara de Industria de Nicaragua CADIN, están registradas 500 pymes de este sector, organizadas en cámaras en cada departamento y en federaciones y confederaciones a nivel nacional. “La crisis política tiene un impacto directo en el consumo y esto hace que estas Pymes estén mal económicamente”, expresó Cerda.

Donald Gómez, presidente de la cámara del sector madera mueble en Jinotega, elabora muebles desde hace 25 años, es propietario de la ”Carpintería Gómez”, expresa que nunca ha exportado, su producto tiene demanda en Jinotega. También comenta que antes de la crisis su pequeño negocio daba empleo a cinco personas, actualmente se redujo a tres. “Los negocios no trabajan masivamente en obtener las certificaciones a causa del alto costo económico que implica ese proceso”, expresó.

Exportaciones del sector

El principal mercado del sector es Estados Unidos, seguido de Holanda y Canadá. El grueso de las exportaciones es en madera en bruto. Las pymes agremiadas a CADIN están exportando un 10% pero son artesanía en madera, como lámparas, utensilios para cocina, sillas pequeñas. No han obtenido resultados positivos con los muebles grandes porque no hay esa apertura.

Deficiencias

Los fabricantes de muebles en Nicaragua tienen difícil acceso a la materia prima, “obligándolos a operar en la ilegalidad y ofertar productos finales con madera de línea blanca”.

Además, Cerda destaca que la infraestructura de los talleres es inadecuada y no cuentan con una maquinaria tecnificada e industrializada.

“Las exigencias internacionales son muy grandes, todavía no tenemos la calidad adecuada, pero desde CADIN estamos trabajando en mejorar. Los compradores internacionales quieren que venga de una madera certificada y no la tienen y por eso no tienen mercado afuera”, dijo Cerda.