• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Aunque los técnicos de Nicaragua cuentan con habilidades técnicas, carecen de habilidades “blandas” o (habilidades sociales, perseverencia etc.) que son de las más necesarias para los emprendedores, según María del Carmen Sobalvarro, presidenta de la Red Nicaragüense para la Educación Técnica (Renet).

“Desde el punto de vista del saber emprender, en educación técnica falta mucho. Según estudios de organizaciones de la Renet demuestra que tienen competencias técnicas o genéricas, pero les hace falta competencias blandas o sociales y son muy importantes para emprender un negocio. Una de las más importantes es la confianza, seguridad, tenacidad de que si un negocio no funciona la primera sienten que ya fracasaron y no debe ser así. El espíritu emprendedor tiene que ser lo opuesto”, aseveró la presidenta de la Renet.

Rol femenino

Contrario a las habilidades técnicas que pueden adquirirse por medio de cursos y capacitaciones, las habilidades blandas conllevan un proceso más largo. La adopción de estos procesos son mejor asimilados por las mujeres, refirió Sobalvarro.

“Estas habilidades difícilmente se adquieren en un corto tiempo, los centros tienen el reto de enseñarlas porque las habilidades blandas son todo un proceso de vida y es un tanto complejo adaptarlas. Normalmente por las características de Nicaragua y la responsabilidad que ha adquirido la mujer vemos que tiene más perseverancia y persistencia para afrontar las adversidades, quizás por la misma coyuntura que hemos vivido”, expuso.

La presencia de centros de formación técnica y organizaciones de apoyo al emprendimiento en la feria buscan fortalecer los espacios de colaboración y asociación entre estos agentes, explicó Ana Carolina Alfaro, coordinadora de Programas de Emprendedores Juveniles JA Nicaragua.

“Es una combinación perfecta por el hecho de que la educación técnica da una alternativa para el emprendimiento y no solo para la empleabilidad. Hay que dar el salto. Es momento difícil y se han perdido empleos por la crisis, pero esta es la mejor alternativa para salir adelante, no solo para los que inician los negocios, sino para otras personas por los empleos que puedan generar”, apuntó.

Anualmente se gradúan 9,000 técnicos, sin embargo, la cantidad es insuficientes, aseveró Ximena González, presidenta del Instituto Nicaragüense de Desarrollo (Inde) uno de los organizadores del evento.

“Nuestra juventud tiene una gran necesidad de educarse y de tener empleo, pero las oportunidades son limitadas, una forma de que nuestros jóvenes se puedan desarrollar es a través de la educación técnica. Actualmente se gradúan 9,000 técnicos en el país, pero eso es muy poco para lo que necesita el país”, afirmó.

Leticia Caldera, de 27 años, medallista de bronce en boxeo femenino en la categoría de los 48 kilogramos en los Juegos Centroamericanos Managua 2017 estudió una carrera técnica para graduarse como especialista en entrenamiento deportivo y acondicionamiento físico en el Centro Juvenil Don Bosco en 2016. Y este año inició con su gimnasio que ofrece entrenamientos con pesas y clases de boxeo.

Habilidades demandadas

Entre los técnicos más demandados en el mercado laboral, Sobalvarro destaca a los torneros, fresadores, cocineros y especialistas en cultivo, sobretodo en hortalizas.

“La Renet para tratar de cerrar la brecha entre lo que enseñan los centros de educación técnica y lo que se demanda en el mercado, hemos hecho alianzas estratégicas con el sector empresarial para alinear la oferta educativa y la demanda laboral”, indicó la presidenta de Renet.