• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El precio del petróleo sigue bajando y este martes cerró en US$55.69 por barril, después de estar en US$70.7 en octubre pasado, pero en Nicaragua los precios de los combustibles han estado prácticamente congelados durante cuatro semanas consecutivas.

En Nicaragua, el litro de gasolina súper subió a C$35.67 (US$ 1.08) el pasado 7 de octubre, manteniéndose en ese precio hasta este 11 de noviembre, cuando bajó a C$ 33.71 (US$ 1.02).

El petróleo de Texas sube un 0.39 % y cierra en US$67.59

El precio del crudo de referencia (conocido como WTI) registró este martes su doceava baja consecutiva, en una jornada afectada por los temores de una producción de crudo demasiado elevada y un descenso de la demanda.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en diciembre experimentaron una disminución de US$4.24 por barril, con respecto a la sesión del lunes.

En lo que va de noviembre el precio del barril de crudo ha tenido un descenso de US$8, y en Nicaragua los combustibles apenas bajaron esta semana entre C$0.78 (el diesel) y C$1.96 (la gasolina súper) por litro.

De esa manera, el precio de la gasolina regular retrocedió a C$32.50 (US$0.98); el de la súper, a C$33.71 (US$1.02) y el del diesel, a C$31.33 (US$ 0.95).

La influencia de Trump

La última reducción del precio del petróleo se produjo después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, demandara de urgencia a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y a Arabia Saudí a mantener su política de incremento gradual de producción de crudo, que ayuda a limitar su precio.

“Espero que Arabia Saudita y la OPEP no bajen su producción. El precio del crudo debe ser aún más bajo si nos basamos en la oferta”, escribió Trump en Twitter.

Opep estudia otra reducción de la oferta de petróleo

La intervención de Trump causa incertidumbre en el mercado, ya que la OPEP y otros países productores de petróleo se habían estado planteando recortar la explotación tras la bajada constante de precios que se han registrado en las últimas seis semanas.

El petróleo de Texas baja así más de un 20% con respecto al valor alcanzado el mes pasado. El crudo ya había alcanzado precios máximos de los últimos cuatro años, de más de US$70.

El “oro negro” se ha visto arrastrado por una caída generalizada de Wall Street, así como una sobreproducción de crudo que se venía temiendo desde hace tiempo.

​​Petróleo baja hasta US$66.43 por barril

Se espera que el año que viene la demanda de petróleo, aunque se ha revisado a la baja, aun se sitúe por encima de los 100 millones de barriles, y pese a ello tanto la OPEP como Rusia y Arabia Saudí han seguido incrementando la actividad en sus explotaciones.

El domingo, un comité que representa a la OPEP y sus aliados aseguró que es posible que esta sobreproducción lleve al grupo a buscar otras estrategias para equilibrar el mercado.