•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Representantes del sector avícola afirman que la producción de este sector cayó de enero a septiembre 2.2% en relación al mismo período del año anterior  y hasta un 6.2% si se compara con las proyecciones gubernamentales que en agosto pasado estimaban una producción de unos 335,000,000 de libras de carne de pollo para el 2018.

La fuente, que reclamó el anonimato, dijo que solo en el mes de agosto y septiembre  la producción disminuyó -12.1% y -14.8%, respectivamente en relación a los mismos meses del año 2017.  “Lo que está observando la industria de la carne de pollo, es que los niveles de consumo han disminuido en forma importante y se ha traducido en inventarios también relevantes. Entre más se acumula en inventario, más ajustes se tienen que hacer a la cifra de producción”, explicó.

Recordó que por la situación del país  se ha producido un incremento en la migración, desempleo y una reducción en la capacidad de  los consumidores del  país. “Si el consumo disminuye por supuesto también la producción disminuye, y eso es lo que se ha observado recientemente”, declaró.

Precios, estables

El representante revela que el precio de la carne de pollo se ha mantenido estable, este dato se comprueba en las cifras oficiales obtenidas del panorama semanal sobre la situación de los precios promedios de algunos productos, que publica el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific).

En estas encuestas del Mific se evidencia que el promedio de ciertas presentaciones de pollo giraba alrededor de C$34.04 a nivel de consumidor en 2017 y hasta el cierre de octubre de 2018, se registra C$34.61.

En el caso del consumo, en 2017, este giraba entre 53 y 55 libras por habitante al año, como promedio anual percápita.

La avicultura es una actividad que aporta de 2% a 2.5% del producto interno bruto (PIB), por tanto, es uno de los sectores específicos más relevantes.

Inversiones, detenidas

En términos de inversión la industria se desarrolló en los últimos años, pero por el momento están detenidas por la situación política del país. El sector no ha realizado proyecciones para el próximo año porque consideran que la situación del país amerita ser evaluada.

“Como sector no podemos aventurarnos a trazar un plan en el país, porque la situación amerita ver el entorno de los negocios, el entorno financiero, el entorno de los consumidores, teniendo como factor común que el factor político tiene un impacto en esas decisiones. Lo político está privando mucho en la mente de los consumidores”, destacó.

“Urge una solución que le dé tranquilidad al país, que retorne a Nicaragua a una verdadera normalidad. La normalidad no se pregona, la normalidad se vive y eso pasa necesariamente por una situación que es de orden político”, expuso.