•   Washington D.C, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Fondo Monetario Internacional (FMI) alcanzó hoy un acuerdo con Argentina sobre la segunda revisión del programa de asistencia financiera, que permitirá el desembolso de cerca de 7.600 millones de dólares en diciembre.

"Elogiamos a las autoridades por sus continuos esfuerzos para avanzar en su programa de reforma económica, incluido el apoyo político para la aprobación del presupuesto. La implementación sólida del plan del Gobierno es esencial para promover el repunte de la actividad económica en 2019", afirmó el jefe de la misión del FMI en Argentina, Roberto Cardarelli.

Lea: Macri firma decreto que otorga bono extra a trabajadores del sector privado

Cardarelli destacó que "el nuevo marco de política monetaria por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) en octubre ha sido efectivo para estabilizar a los mercados financieros luego de la extrema volatilidad experimentada en agosto y septiembre".

La misión del Fondo encabezada por Cardarelli sostuvo encuentros en Buenos Aires entre el 9 y el 16 de noviembre con autoridades argentinas.

"Los datos recientes sugieren que los objetivos fiscales para 2018 serán alcanzados (...) La eliminación del déficit fiscal primario es un paso necesario para reducir las necesidades de financiación del Gobierno y colocar la relación deuda / PIB en una trayectoria descendente", agregó el funcionario.

También: Misión técnica del FMI llega a Argentina para hacer seguimiento de acuerdo

Aunque la medida está sujeta a la aprobación formal del Directorio Ejecutivo, que discutirá la revisión económica en las próximas semanas, no se esperan problemas acerca del desembolso de 7.600 millones de dólares.

A finales de octubre pasado, el FMI aprobó ampliar la asistencia financiera solicitada por el Gobierno de Mauricio Macri hasta los 56.300 millones de dólares (desde los 50.000 aprobados en junio).

De interés: BCRA defiende esquema monetario "más potente" para frenar inflación argentina

El nuevo pacto, negociado después de que se recrudeciera la devaluación del peso a mediados de agosto, fortalece el acuerdo "stand-by" alcanzado entre ambas partes en junio, un programa habitual del Fondo que requiere de una fuerte intervención de la institución multilateral en las políticas económicas nacionales.

En el caso argentino, el acuerdo incluye, entre otros, un compromiso de alcanzar el equilibrio fiscal primario el próximo año, lo que supondrá un fuerte ajuste económico previsto en el Presupuesto 2019, recientemente aprobado por el Congreso.