•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La reapertura del mercado estadounidense para la carne procedente de Argentina presionará a la industria y los ganaderos nicaragüenses, afirmó el gerente de uno de los principales mataderos locales.

Desde este martes, el país sudamericano tiene derecho a una cuota de carne libre de aranceles de 20,000 toneladas anuales, con un valor entre US$150 millones y US$180 millones.

Las exportaciones que superen esa cuota tendrían que pagar un arancel de ingreso de 26.4%.

 ​​El consumo de carne en Uruguay superó los 100 kilos por persona en 2017

El funcionario del matadero industrial nicaragüense, que pidió omitir su nombre, señaló que Argentina, un país muy fuerte en ganadería y producción de carne, podría llegar a exportar más de la cuota libre de aranceles, aunque pague, como hace Uruguay que también tiene derecho a vender hasta 20,000 toneladas sin cargos, pero ha logrado exportar hasta 60,000 toneladas al mercado norteamericano.

“Eso le mete muchísima presión a los precios de la carne”, enfatizó.

La importación de carne bovina fresca de Argentina estaba prohibida en Estados Unidos desde el año 2001, debido a la presencia de fiebre aftosa. Sin embargo, el país sudamericano fue reconocido internacionalmente libre de esa enfermedad en el 2007.

Carne más barata

Onel Pérez, director ejecutivo de la Cámara Nicaragüense de Plantas Exportadoras de Carne Bovina (Canicarne), afirmó que las exportaciones de carne argentina a EE. UU. tendrán un impacto en los países exportadores de ese producto, como Nicaragua.

“Todos conocemos que la carne de Argentina tiene un gran prestigio, en cuanto a calidad y sabor. Argentina estuvo por muchos años entre los primeros cinco principales productores de carne del mundo”, comentó.

Pérez comentó que, además, el ganado vacuno en Argentina es más barato que en Nicaragua; el kilo de carne en canal caliente se paga allá a US$2.16, mientras que los mataderos nicaragüenses lo pagan a US$2.90. Eso quiere decir que en Nicaragua se les paga hasta US$163 adicionales a los ganaderos por cabeza de ganado, en relación a la nación sudamericana, señaló el director ejecutivo de Canicarne.

 ​Decomisan en México carne de animales silvestres por no acreditar procedencia

“Esos US$163, al momento de ir a competir, favorecen a Argentina, que tiene una excelente calidad, a un precio menor. El ganado representa aproximadamente un 85% de los costos de la carne”, dijo el empresario.

Según reportes periodísticos, cerca del 80% de la carne que Argentina podría exportar a EE. UU. sería magra, para la industria estadounidense de hamburguesas; y el restante 20% serían cortes de alta calidad.

El director ejecutivo de Canicarne explicó que Argentina solo podía exportar a EE. UU. carne bovina cocida.

EE. UU. es el principal importador de alimentos y el primer importador mundial de carne bovina. Es también el principal socio comercial de Nicaragua y el principal destino de la carne nicaragüense.

El presidente de la Comisión Nacional de Ganaderos de Nicaragua (Conagan), René Blandón, comentó que la reapertura del mercado estadounidense para la carne argentina “representa un golpe para el sector ganadero” nicaragüense.

 Las autoridades no consiguen apartar la carne de perro de los restaurantes de Pyeongchang

Recordó que a la carne de Nicaragua se le han cerrado otros mercados, como el venezolano, el hondureño y el panameño. En este último el gobierno puso recientemente un nuevo arancel a ese producto. 

Según reportes periodísticos, cerca del 80% de la carne que Argentina podría exportar a EE. UU. sería magra, para la industria estadounidense de hamburguesas; y el restante 20% serían cortes de alta calidad.

“El gobierno de Argentina viene negociando desde hace años que la carne pueda formalmente volver a ingresar a los EE. UU., y ahora que lo consiguió considero que es un golpe para Nicaragua porque es una competencia directa, y EE. UU. es nuestro principal mercado, nuestro principal destino de exportaciones”, afirmó Blandón. 

El canciller de Argentina, Jorge Faurie, destacó la importancia de la decisión de Estados Unidos para el sector agropecuario de su país, porque ofrece nuevas oportunidades comerciales a sus productores y exportadores; y el presidente Mauricio Macri celebró la noticia en su cuenta de Twitter.