•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los ingresos por las exportaciones a Venezuela, Cuba y Bolivia representan el 0.83% del valor de las ventas totales del país al exterior.

La exportación de bienes nicaragüenses a esas tres naciones generaron US$18.6 millones en el período de enero a octubre de este año, según el Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex).

Venezuela importó productos nicaragüenses por el orden de los US$17.8 millones, Cuba por US$200,000 y Bolivia por US$620,000.

Mientras tanto, los ingresos que generaron las exportaciones a EE. UU. en ese mismo lapso fueron de US$903.4 millones, representando el 40% del valor de las exportaciones totales de Nicaragua, confirmando que es el principal socio comercial de este país centroamericano.

END

Al juntar las divisas que le generan a Nicaragua los tres países de la Alianza Bolivariana de las Américas (ALBA), por comercio, equivalen el 2.07% del total percibido por las exportaciones a EE. UU.

Las exportaciones totales de Nicaragua, sin incluir zonas francas, ascendieron a US$2,261.9 millones en los primeros 10 meses del año.

En riesgo

Azucena Castillo, diputada liberal y exgerente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), opinó que el Gobierno debe hacer todo lo posible por preservar el mercado estadounidense y no ponerlo en riesgo.

Castillo explicó que EE. UU. es un mercado natural con el que Nicaragua tiene un tratado de libre comercio, el DR-Cafta.

Sin embargo, advirtió que “todas las negociaciones que se hicieron con EE. UU. a través del DR-Cafta podrían estar en peligro”, desde el momento en que ese país ha catalogado a Nicaragua como una amenaza.

“Ese mercado, que ahorita representa el 40% de las exportaciones contra menos del 1% (que representan Venezuela, Cuba y Bolivia), podría salir afectado por esa orden ejecutiva del presidente (Donald Trump)” contra el Gobierno de Nicaragua, indicó.

Esa orden ejecutiva, es la emitida el 27 de noviembre por el presidente estadounidense, quien catalogó la situación de Nicaragua comENDo “una extraordinaria e inusual amenaza para la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos”.

Castillo, quien también fue ministra de Fomento, Industria y Comercio en el año 2005, cuando se negociaba el DR-Cafta, dijo que “con las exportaciones no se debería jugar” porque “son la columna vertebral de la economía de un país”.

De las exportaciones “dependen la inversión, la generación de divisas, la creación de empleos; con una apertura comercial, el pueblo se beneficia de tener los mejores productos, calidad de productos, precios competitivos, pero no nos podemos cerrar como país, porque ni China es autosostenible”, comentó la experta en mercados internacionales.

Los destinos

Según el Banco Central de Nicaragua (BCN), entre enero y septiembre de este año Nicaragua le vendió a EE. UU. oro, café, carne, azúcar, queso, pescado, langosta, camarón, frijol, maní, puros y tabaco.

En ese mismo período, a Venezuela exportó carne y azúcar, entre otros productos que no especifican las estadísticas oficiales.

EE. UU. es el principal socio comercial de Nicaragua, seguido por el mercado centroamericano, que en el período de enero a septiembre de este año le generó US$468.3 millones.

De Costa Rica, Nicaragua recibió divisas por el orden de los US$106.6 millones, en concepto de exportaciones; de El Salvador, US$203.7 millones; de Guatemala, US$93.2 millones; y de Honduras, US$64.8 millones.