•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las luces, los colores y los obsequios son los elementos que ponen la magia en las fiestas navideñas, sin embargo, no podemos perder de vista que hay elementos intangibles que ponen el sello genuino a la temporada.

Lo primero que debemos recordar es que celebramos el nacimiento de Jesucristo, por ello, las familias cristianas brindan especial atención a la puesta del pesebre o nacimiento. La tradición en la mayoría de familias es colocar el pesebre vacío rodeado de las figuras de San José, la Virgen María, la mula y el buey, más los pastores y personajes de la elección de quien lo adorne, y el 24 de diciembre a medianoche colocan al niño Jesús como simbolismo de su nacimiento.

Una de las cosas en las que más nos enfocamos, además de los regalos que representan el espíritu de compartir que promueve la Navidad, es la cena, por lo tanto vamos a compartirte algunos tips que esperamos sean de tu agrado para que vivás una Nochebuena en verdadera unión familiar. 

1Preparár una cena navideña saludable

Es decir, el plato de tu cena debe contener la mitad de verduras, una cuarta parte de proteínas (cualquier carne) y la otra de carbohidratos (papa o arroz). Si optás por las opciones tradicionales, cuidá las cantidades a ingerir, porque la comida no es mala si la comemos en porciones idóneas. El secreto está en no abusar.

2Compartir las responsa-bilidades

Por lo general, la mamá o las mujeres de la familia son las designadas para preparar la cena que se compartirá en Nochebuena. Sin embargo, esto no necesariamente debe ser así, puesto que si todos departirán todos pueden colaborar de alguna manera. Un trabajo equitativo podría implicar que alguien prepare el plato fuerte, otra persona se encargue del postre, los chicos de la casa pueden encargarse de las bebidas y los niños podrían responsabilizarse por arreglar la mesa para todos. De esta manera, cada miembro de la familia se sentirá involucrado y satisfecho al saber que aportará al festejo.

3Pensar en los mayores

En Navidad solemos enfocarnos en los más pequeños del hogar, porque obviamente son los que más se ilusionan con estas fechas. Sin embargo, los adultos mayores también merecen igual o quizás más atención. Hacelos sentir queridos, demostrales que es importante para la familia poder tenerlos sentados en la mesa, prepará una comida que sea del agrado de ellos y que se adapte a sus condiciones de salud.

4Armonía

Para nadie es un secreto que las familias perfectas solo existen en las películas y las telenovelas, por lo tanto, nos toca aceptarnos unos a otros tal cual somos. No dejemos que en Nochebuena ningún tipo de rencor o de incomodidad se cuele a la mesa y nos estropee la celebración. No olvidemos que la familia es para siempre y que el principal lazo que nos une es el amor.

5Buenos modales

No está de más recordar que a la hora de la cena es necesario mantener los buenos modales. Llegar a la mesa a la hora que se convoca, escuchar atento a quien dirija las palabras de la velada, no distraerse con celulares mientras están en el momento central, no asaltar la palabra y sobre todo guardar los comentarios negativos por si algo no nos gusta.