•   México  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El costo de los proyectos anunciados por el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador tiene inquietos a los mercados financieros ante el temor de que se recurra a deuda pública, afirmó ayer el sector privado de México.

“La mayor inquietud se concentra en el presupuesto de egresos para 2019”, señaló el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (Ceesp) en un análisis titulado “Costos de la nueva administración”.

El análisis señala que la preocupación de los mercados se mantiene no obstante que la Administración de López Obrador ha dicho que el presupuesto “será austero y con importantes reasignaciones de recursos para una mejor función del Gobierno Federal”.

Dado lo costoso que será cumplir todos los proyectos anunciados existe la posibilidad de que se tenga que hacer uso de deuda pública para cumplirlos, agregó el estudio del Ceesp, dedicado a brindar a la comunidad empresarial información y análisis para la toma de decisiones.

Recalcó que las propuestas y acciones anunciadas tras la cancelación del nuevo aeropuerto están “generando un ambiente de incertidumbre y preocupación en cuanto al desempeño de la actividad económica del país”. 

Desde entonces se han dado a conocer iniciativas de ley como la que pretende regular el cobro de comisiones bancarias, modificar el sistema de pensiones e incluso la consulta sobre proyectos prioritarios como el Tren Maya, destacó. 

El estudio reconoce que si bien estas medidas “son favorables” es necesario que cada una cuente con un análisis exhaustivo de sus costos y beneficios a fin de evitar que puedan incidir de manera negativa en las finanzas públicas. 

“La sensibilidad de los mercados es elevada y su respuesta incide en la actividad económica y en los niveles de inversión productiva. El costo de un ambiente de incertidumbre es elevado”, advirtió.

Cambia perspectiva de la deuda soberana

Como ejemplo de estas consecuencias, el Ceesp destacó la decisión de varias agencias calificadoras de cambiar la perspectiva de la deuda soberana de México, lo que impactó el tipo de cambio del peso frente al dólar. 

Asimismo, el mercado bursátil muestra una pérdida de 15.8% desde finales de octubre, las tasas de interés de largo plazo se incrementaron del 7.8% al 9.1% y la prima de riesgo, respecto a Estados Unidos, se elevó de 760 a 875 puntos base, precisó.

De julio pasado a noviembre, antes del arranque del Gobierno de López Obrador el 1 de diciembre, el dólar se apreció en 9% ante el peso mexicano con la posibilidad de que se acerque a los 21 pesos por unidad para fin de año. 

El Gobierno de López Obrador ha anunciado inversiones para el Tren Maya, la construcción de una refinería y la modernización de tres más, además de programas sociales de ayuda a ancianos y becas para jóvenes, entre otros. 

El Ceesp precisó que hasta ahora no existe una cifra que indique el total de recursos que se destinarán a todos estos proyectos en el presupuesto, aunque algunas estimaciones consideran que se necesitarán 2.6 billones de pesos (alrededor de US$128,000 millones). 

“Se debe recordar que la estabilidad macroeconómica se apoya principalmente en la salud de las finanzas públicas”, precisó el análisis. 

Resaltó que la preocupación propicia movimientos importantes en los mercados y en las perspectivas, y citó la más reciente encuesta sobre expectativas del Banco de México, en que los especialistas anticipan un crecimiento inferior a 2% para 2019.