• Río de Janeiro, Brasil |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Brasil, principal productor y abastecedor de café en el mundo, exportó en noviembre 3.68 millones de sacos del grano (de 60 kilos), un volumen en un 24.4% superior al del mismo mes del año anterior, cuando el país embarcó 2.96 millones de sacos, informó la patronal del sector.

De acuerdo con los datos del Consejo de los Exportadores de Café de Brasil (Cecafé), los ingresos por las exportaciones en noviembre sumaron 485 millones de dólares, lo que supone un retroceso del 1% respecto al mismo mes de 2017 y una caída del 5.6% en comparación con octubre de este año.

Esa reducción de los ingresos, pese al aumento de los embarques, reflejó la caída que ha sufrido la cotización internacional del grano en el último año.

El precio medio del saco de café brasileño en noviembre fue de 131.56 dólares, cifra que marcó una caída del 20.4% en la comparación con noviembre de 2017, cuando la media era de 165.27 dólares por saco.

Las exportaciones de café en volumen en noviembre experimentaron una caída del 6.1% frente a las de octubre de este año, cuando el sector cafetero registró una marca récord.

El presidente del Cecafé, Nelson Carvalhaes, explicó en un comunicado que “a pesar de haber presentado buenos volúmenes en noviembre, los números fueron inferiores al mes de octubre debido a la gran cantidad de días de fiesta”.

Sin embargo, “estamos muy satisfechos con los resultados y todo indica que el próximo año también tendrá un desempeño excepcional”, agregó.

“Si no hay ningún imprevisto en diciembre, vamos a cerrar el año con cerca de 35 millones de sacos exportados. Este volumen retrata la recuperación de Brasil en relación al año anterior, con un incremento de cerca del 13% en las exportaciones”, añadió Carvalhaes.

En el acumulado del año, Brasil exportó 31.4 millones de sacos, lo que supone un aumento del 12.5% en la comparación con los once primeros meses del año pasado, mientras que el ingreso en los primeros once meses de 2018 alcanzó la cifra de 4,550 millones de dólares, que marcó una variación negativa del 3.9% con respecto a 2017.

Por variedades embarcadas, el café arábigo representó el 86.5% del volumen total de café exportado en el mes, con 3.2 millones de sacos, con lo que registró un crecimiento del 18.9% en comparación con noviembre de 2017.

El café soluble, por su parte, supuso el 7.1% del volumen total exportado en noviembre, con 263,700 sacos, registrando un incremento del 8.6% en relación a noviembre de 2017, y el café robusta representó el 6.3% del volumen de negocio de noviembre, con 233,900 sacos exportados y un aumento del 541.1%.

Estados Unidos siguió como el principal comprador del café brasileño e importó 5.5 millones de sacos entre enero y noviembre, lo que representó un 17.6% de las exportaciones del período.

Le sigue Alemania, con 4.9 millones de sacos (15.7%); Italia, con 2.9 millones (9.4%); Bélgica, con 2.1 millones de sacos (6.8%) y Japón, con 2 millones (6.5%).