•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) informó que las inversiones en viviendas de interés social en Nicaragua han caído 40% desde abril, cuando empezaron las protestas ciudadanas. 

La organización empresarial también reveló que la inversión en el sector residencial de vivienda para clase media y media alta se contrajo 70%.

 Cosep advierte sobre retroceso económico

El Cosep, que analizó la situación económica del país en el documento titulado “Encuentro Empresarial, Por una Nicaragua próspera con justicia, democracia y seguridad”, advirtió que de no lograrse un acuerdo político para superar la crisis del país, la situación del sector urbanizador se deteriorará más.

Del total de empleos formales que generaban los urbanizadores, el 80% han sido cerrados.

“En el caso de la vivienda, el impacto sería severo, llevándolos casi a desaparecer, como es el caso de la vivienda de interés social y residencial por falta de financiamiento”, expuso el Cosep.

La Cámara de Urbanizadores de Nicaragua (Cadur) estimó en enero de este año que en 2018 venderían 6,000 viviendas, de las cuales la mitad serían de interés social.

 Establecen en 1.300 millones de dólares las pérdidas por crisis en Nicaragua

Además habían previsto otorgar US$170 millones en créditos hipotecarios, este año.

La organización empresarial también reveló que la inversión en el sector residencial de vivienda para clase media y media alta se contrajo 70%.

El 2018 sería clave para las urbanizadoras, porque ofrecerían viviendas multifamiliares por primera vez. Unos 60 proyectos se iban a construir a lo largo del 2018 y dos de ellos contemplaban la construcción de esos edificios.

Hasta el 2020

Las estimaciones del Cosep indican que aunque se llegue a un acuerdo político, el sector urbanizador enfocado en vivienda de clase media y media alta, no se recuperará el próximo año, sino hasta el 2020, principalmente por la falta de financiamiento.

“En el caso de la vivienda de interés social solamente se finalizarían los proyectos en curso”, indicó el Cosep en su informe.

 Negocios reabren en Granada, pero con poca afluencia de turistas

La construcción experimentará una contracción de 17.4% en 2018, según las estimaciones del Cosep.

La organización empresarial también reveló que la inversión en el sector residencial de vivienda para clase media y media alta se contrajo 70%.

Según los constructores, entre las principales causas que han provocado la caída del sector está la desaceleración en la ejecución del Plan de Inversión Pública de 2018, al que le recortaron 193 proyectos con la reforma presupuestaria de agosto de este año.

Además, hay una “baja significativa” en la contratación y ejecución de proyectos, una reducción del área construida en edificaciones privadas (11.4%, hasta el segundo trimestre del año) y una reducción del 40% en las ventas de materiales para construcción.

En un entorno donde no se concrete ningún acuerdo político, “la construcción dependerá de los proyectos de inversión pública que sean ejecutados en el 2019”, opinó la organización gremial.

El retroceso

El presidente del Cosep, José Adán Aguerri, afirmó el miércoles que algunos sectores económicos del país perdieron en siete meses lo que les tomó construir en siete años; y otros, en los siete meses de conflicto retrocedieron en tres o cuatro años.

El sector automotriz (ventas de autos nuevos y motocicletas) es uno de los que está retrocediendo varios años. La Asociación Nicaragüense de Distribuidores de Vehículos Automotores (Andiva) informó que vendió 16,695 autos nuevos en 2017, pero en el 2018 cerraría con una venta de 6,500 vehículos.

 Cocheros esperan con paciencia que vuelvan turistas a Granada

Un estudio del Cosep revela que si esa proyección se llegara a cumplir, el sector automotriz estaría en los niveles de ventas del año 2004, cuando estos empresarios lograron comercializar 6,102 autos.

El presidente del Cosep, José Adán Aguerri, afirmó el miércoles que algunos sectores económicos del país perdieron en siete meses lo que les tomó construir en siete años; y otros, en los siete meses de conflicto retrocedieron en tres o cuatro años.

En 2009 y 2010, ese sector había retrocedido un poco, al vender solo 5,079 y 6,625 vehículos, respectivamente, pero en los siguientes años las ventas se dispararon hasta 19,561 en el año 2016.

En su informe, el Cosep proyecta dos escenarios para el sector automotriz, para 2019 y para 2020. Si la crisis sociopolítica de Nicaragua se resolviera a través del diálogo, el próximo año las ventas de autos nuevos llegarían a 6,000 unidades, pero si no se consigue un acuerdo político, apenas ascenderían a 3,500 vehículos. Con esto se estaría retrocediendo hasta el año 2002.

En 2020, con un acuerdo político que resuelva la crisis, las ventas de carros ascenderían a 8,000 unidades, mientras que sin acuerdo, llegarían a 2,500.

El turismo

El turismo, según el informe del Cosep, sigue siendo uno de los sectores más afectados por la crisis política y social, que inició el 18 de abril.

Estima que este año se percibirán US$500 millones menos por turismo, con relación al 2017.

 Zonas francas no generarán los 130,000 empleos que se proponían

Calcula que la entrada de turistas será de 1.3 millones, 31.4% por debajo de lo logrado en 2017, cuando llegaron al país 1.9 millones de visitantes. La proyección de este año es similar a la de 2014 cuando ingresaron 1,390,338 turistas. Significa un retroceso de cuatro años.

El turismo, según el informe del Cosep, sigue siendo uno de los sectores más afectados por la crisis política y social, que inició el 18 de abril.

De no conseguirse un acuerdo político, el turismo, uno de los pilares del modelo de crecimiento de la última década, “retrocedería a niveles del 2009”, señaló el Cosep. En el empleo tendría un impacto de hasta el 75% de la plantilla de inicios del 2017, agregó la organización gremial.

Si llega a consolidarse un acuerdo político, “los niveles del 2017 se recuperarán hasta en el 2021, pero requerirá un Plan de Gestión de Crisis e Inversiones, con el objetivo de reposicionar al país en los mercados internacionales”, indicó el Cosep.

El comercio

En el sector comercial, en casi ocho meses de crisis han cerrado unas 300 empresas. Para este año, ese sector tenía planificado conseguir ventas por el orden de US$2,300 millones, sin embargo, hasta hoy “reflejan una caída del 40%”, según las mediciones de Cosep.

 Aprueban presupuesto 2019 sin cambios en proyecciones

“El sector comercio experimentaría una disminución en las importaciones y una probable caída de las ventas por la reducción de la demanda. Las expectativas a seis meses son decrecientes”, en caso de no lograrse un acuerdo político.

En el sector comercial, en casi ocho meses de crisis han cerrado unas 300 empresas. Para este año, ese sector tenía planificado conseguir ventas por el orden de US$2,300 millones, sin embargo, hasta hoy “reflejan una caída del 40%”, según las mediciones de Cosep

Aun con un acuerdo político las perspectivas del comercio para 2019 no son alentadoras, pues “los sectores comerciales y de la pequeña industria vinculada al consumo interno no tienen expectativas favorables. Habría una recuperación que permitiría volver a índices de ventas del 2010-2011, como es el caso de la ventas de vehículos”, analizó el Cosep.

Asimismo afirma que en otros casos, con la mejora del clima de negocios, se revertirían los saldos negativos del 2018 para evitar cerrar mayor cantidad de empresas.