• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Según el reporte del Centro de Predicciones Climáticas/NCEP/NWS y el Instituto Internacional de Investigación de Clima y Sociedad, existe un 90% de probabilidades de que “El Niño” se mantenga presente hasta el primer trimestre del próximo año y un 60% posibilidades de que se extienda por lo menos a finales de junio.

“El pronóstico oficial favorece la formación de un El Niño débil, con la expectativa de que la circulación atmosférica se acople eventualmente con el calor anómalo del Pacifico ecuatorial. En resumen, se espera que El Niño se forme y continúe durante el invierno 2018-2019 (probabilidad de 90%) y la primavera (probabilidad de 60%), del Hemisferio Norte”, afirmó ese centro.

Por su parte, la científica Emily Becker, escribió en el blog ENSO (siglas de El Niño Oscilación del Sur) de la NOAA, que “la superficie del Océano Pacífico tropical está agradable y cálida, pero la atmósfera no parece nada interesante”.

“¿Estos dos niños locos (El Niño y La Niña) se sincronizarán y calificarán como condiciones de El Niño?”, se preguntó.

En 2015 Nicaragua y América Central sufrieron los embates de El Niño. Archivo/END

La especialista confirmó que “hay un 90% de probabilidad de que las condiciones de El Niño se formen pronto y duren todo el invierno, con un 60% de probabilidad de que se prolongue hasta la primavera”.

“El Niño”, que es un fenómeno climático que causa sequía, se forma cuando se calientan las aguas superficiales del Océano Pacífico, mientras tanto “La Niña” se forma cuando las aguas se enfrían.

Becker explicó que “la mayoría de los modelos climáticos predicen que las temperaturas de la superficie del mar permanecerán más altas que el umbral de El Niño (0.5 °C por encima del promedio). Además la cantidad de agua más cálida que el promedio bajo la superficie sigue siendo bastante alta, aunque disminuyó ligeramente con respecto al mes anterior (el promedio de noviembre empató en el sexto lugar desde 1979). Esto proporcionará una fuente de agua más caliente que el promedio para la superficie en los próximos meses”, dijo.

EN NICARAGUA

Denis Meléndez, director ejecutivo de la Mesa Nacional para la Gestión de Riesgos, dijo en octubre pasado que El Niño sigue siendo una amenaza “porque este fenómeno climático en las últimas ocasiones se extiende durante varios meses”.

Meléndez indicó que el fenómeno, una vez que se instale, podría durar 20 meses o más, por lo que podría afectar el inicio del invierno de 2019 en Nicaragua. “Eso quiere decir que la cosecha de primera del ciclo agrícola de 2019 desde ya está amenazada por este fenómeno climático”, señaló.

¿Está lista Nicaragua para el fenómeno de El Niño? Archivo/END

En 2014 y 2015, cuando se presentó el fenómeno, provocó la muerte de más de 5,000 cabezas de ganado bovino, de acuerdo con las asociaciones ganaderas.

El asesor en pronósticos climáticos Carlos Zelaya dijo a El Nuevo Diario en octubre que los productores agropecuarios deben establecer un plan para hacerle frente desde ya a “El Niño”, porque la cantidad de lluvia que debió caer en todo octubre se concentró en cinco días, lo cual probablemente no permitió una buena filtración de agua porque los suelos se saturaron.

“Habría que prepararse para una estación seca prácticamente desde noviembre hasta mayo”, dijo Zelaya entonces.