• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El Gobierno de Nicaragua firmó en 2018 contratos de préstamos por la suma de US$956,393,294.67, pero aún resta esperar el desembolso de estos recursos, un proceso que podría tener complicaciones por la crisis sociopolítica que vive el país y por la implementación de la Ley Nica Act, que impone condiciones para que organismos financieros internacionales garanticen el dinero.

“A Nicaragua se le terminaron sus recursos de atracción de confianza, de credibilidad, es muy triste la situación. Estados Unidos estaría intercediendo para una detención de los fondos por las faltas en materia de derechos humanos, pare que se retome el sendero de la democracia y la transparencia y el respeto a los derechos consignados en nuestra Constitución”, señaló la legisladora liberal Azucena Castillo, miembro de la Comisión de Producción Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional.

Esta suma aprobada en préstamos es para la ejecución de proyectos públicos, los cuales se esperan desarrollar a mediados del 2019 y 2020, “pero el país necesita que el Gobierno dé respuesta a la crisis, tiene que dar muestras de que sí desea una solución al problema interno en Nicaragua para garantizar la confianza de los organismos multilaterales”, añadió Castillo.

El vicepresidente de la Comisión de Producción Economía y Presupuesto, diputado sandinista José Figueroa, también reconoció que Estados Unidos ejercerá su influencia en este tema, pero dijo que confían en obtener los desembolsos de los montos aprobados en este año, porque son “contratos legalmente firmados”..

“Las contrataciones de convenios de créditos que Nicaragua tiene aprobados en los últimos dos años son para ejecuciones de proyectos en el año 2019 y 2020 y desde el punto de vista legal, no debiesen ser afectados por estas sanciones unilaterales y sin ningún sentido, porque los préstamos están contratados legalmente”, señaló Figueroa a El Nuevo Diario.

“Pero bueno”, agregó Figueroa, “como aquí hay de por medio una decisión política de los Estados Unidos, de imponer estas sanciones unilaterales como que fuesen el tribunal mundial, entonces pueden, donde ellos tengan posibilidad de vetar, presionar políticamente”.

Figueroa enfatizó que “Nicaragua tiene garantizados sus contratos de préstamos como lo establecen los organismos multilaterales y están calendarizados sus desembolsos”.

BCIE, el que más fondos aprobó

El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) es la institución multilateral que más financiamiento aprobó para Nicaragua en el 2018, al autorizar un financiamiento por la suma de US$ 526,504,000.

Los diputados nicaragüenses ya están de vacaciones. Archivo/END

La suma de préstamos firmados este año con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) es de US$ 205,000,000 y con el Banco Mundial (BM) asciende a US$ 145,000, 000.

Con el Fondo para el Desarrollo Internacional de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP/OFID) se contrataron US$ 30,000,000.

El Instituto de Crédito Oficial (ICO) del Gobierno de España autorizó para Nicaragua un préstamo por la suma de US$26,787, 714.67.

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) aprobó en este 2018 un financiamiento de US$16,256,400, mientras el Raiffeisen Bank Internacional AG de Austria aprobó US$ 6,845,180..

Todos esos montos se distribuyeron en 13 decretos de préstamos que fueron ratificados por la Asamblea Nacional en el 2018.

Los financiamientos son para proyectos en el sector salud, educación, agua y saneamiento, transmisión eléctrica, infraestructura vial y ordenamiento de la propiedad.