• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Las importaciones de petróleo, combustibles y lubricantes procedentes de Estados Unidos le costaron a Nicaragua US$422.3 millones entre enero y septiembre de 2018, según cifras del Banco Central de Nicaragua (BCN).

En los primeros nueve meses del 2017, Nicaragua solo había invertido US$299 millones en importaciones petroleras procedentes del país norteamericano. Pero este año ya han registrado un aumento de 41.2%.

Nicaragua con más alzas que bajas en precios de combustibles en 2018

Mientras tanto, las importaciones de petróleo, combustibles y lubricantes procedentes de Venezuela en el período de enero a septiembre de 2018 sumaron US$117.6 millones, la misma cifra conseguida en el mismo lapso de 2017, pero muy inferior a la de años anteriores.

Entre enero y septiembre de 2015, Nicaragua todavía gastó US$341 millones en petróleo venezolano. Entre 2011 y 2014, el monto en promedio fue de US$829.6 millones.

Crece factura petrolera

La factura petrolera de Nicaragua, en el período enero-septiembre 2018, totalizó US$753 millones, la cual se incrementó en 17.9% respecto al mismo período de 2017.

El 56% de ese valor correspondió a las importaciones provenientes de Estados Unidos, mientras el 15.6% es de Venezuela.

Precio del crudo sube 2.1% y cierra en US$47.20 el barril

Según el Banco Central de Nicaragua, el aumento en el precio del crudo es el factor que ha determinado el incremento de la factura petrolera del país.

La importación de Venezuela de petróleo y sus derivados fue inferior a la de años anteriores.

El precio contratado del petróleo crudo a septiembre último subió 39%, indicó el BCN, y el de los combustibles, 26.9%.

En los primeros nueve meses del año, Nicaragua adquirió alrededor de 3.6 millones de barriles de petróleo, 7.8% menos que en el mismo período de 2017; en tanto, los volúmenes de combustibles disminuyeron 294,600 barriles (-4.8%), con respecto a igual período de 2017, pero la entidad no especifica la cifra total importada.

Otros proveedores

Según las cifras más recientes del Banco Central, el valor de las importaciones de petróleo, combustibles y lubricantes, procedentes de El Salvador, ascendieron a US$48.8 millones entre enero y septiembre de este año, registrando un crecimiento de 16.2% con respecto al mismo período de 2017.

El país centroamericano se ha convertido en el tercer proveedor de esos bienes para Nicaragua.

​​Petróleo baja, pero gasolina sigue alta

El año pasado, en el período mencionado, las importaciones de petróleo, combustibles y lubricantes procedentes de México habían costado US$46.2 millones, pero en los primeros meses de 2018 las estadísticas refieren que las compras al país azteca apenas han generado US$4.6 millones.

La importación de Venezuela de petróleo y sus derivados fue inferior a la de años anteriores.

Otros países de América Latina y el Caribe proveyeron petróleo, combustibles y lubricantes a Nicaragua por el orden de los US$134.9 millones en el lapso de enero a septiembre de este año.

La entidad estatal no especifica qué países son, ni qué volumen de esos bienes envían a Nicaragua.