•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

 

Los trabajadores del sector de zona franca de Nicaragua tendrán un aumento de salario de 8.25% desde este sábado, conforme al acuerdo que firmaron sus representantes sindicales y los empresarios a mediados de 2017.

Según el Ministerio del Trabajo, el salario mínimo de los trabajadores de zonas francas en 2018 fue de 5,460.87 córdobas mensuales.

Por lo tanto, el aumento mensual en la paga mínima será de 450.52 córdobas.

El sector privado y los trabajadores firmaron un acuerdo multianual para incrementar el salario mínimo anualmente en un porcentaje de 8.25%, en el período 2018-2022.

El sector de zonas francas emplea a más de cien mil personas.

En enero de cada año se hace efectivo ese aumento, según lo acordado.

Dean García, director ejecutivo de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y de la Confección (Anitec), dijo que las empresas “honrarán el compromiso” en ese acuerdo adquirido con los trabajadores y que “a partir de este sábado se va a pagar con el aumento del 8.25%”.

Refirió que en el caso de la industria textil, algunas empresas pagan semanalmente.

Según el Banco Central, hasta agosto de 2018 las zonas francas en Nicaragua tenían más de 124,000 trabajadores, los que se beneficiarán de ese aumento.

El año pasado el crecimiento de las zonas francas se desaceleró a causa de la crisis en Nicaragua. Archivo/END

Al finalizar el 2017, eran 118,614 trabajadores.

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, José Adán Aguerri, destacó el año pasado, cuando se firmó ese acuerdo con los trabajadores de zonas francas, que los convenios multianuales habían traído estabilidad en el empleo desde el 2009.

Con ese acuerdo, hasta 2022, son cuatro convenios multianuales los que se han firmado.

Dean García señaló que las zonas francas cumplirán ese acuerdo con los trabajadores, a pesar de la crisis sociopolítica del país.

“Al final, en el sector sí hubo impacto de la crisis, porque teníamos una expectativa de crecer 10% en el 2018, pero vamos a terminar creciendo solo 4 a 5%. Eso es negativo. Pero consideramos que las cifras son manejables, como para permitir ese incremento salarial”, aseveró García.

Nicaragua produce en sus zonas francas prendas de vestir, aunque también productos para automóviles. Archivo/END

El director ejecutivo de Anitec dijo que no quiere ser pesimista, pero que en caso de que se dé una situación distinta, en la que las empresas salgan más afectadas por la crisis, harán un análisis y “se podría discutir la situación”.

García mencionó que los empresarios reconocen el esfuerzo que han hecho los trabajadores por mantenerse en sus labores y reducir el ausentismo, lo que redunda en mejorar la productividad.

“Los niveles de ausentismo y rotación de personal han mejorado bastante y eso se debe a un esfuerzo de los trabajadores. Nosotros teníamos un índice de rotación y ausentismo de 10 a 12%. Han bajado a 8%. Bajaron bastante”, concluyó García.