• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Los cinco países de la región recaudaron US$19,899.6 millones en impuestos en los primeros nueve meses del 2018, lo que significa 2% más de lo recaudado en el mismo lapso de 2017, cuando la cifra alcanzó los US$19,512.1 millones, según cifras recientes del Consejo Monetario Centroamericano.

A excepción de Nicaragua, el resto de miembros de la región experimentaron mejorías en los ingresos tributarios.

Los impuestos en Nicaragua se redujeron 8.6%, al pasar de US$1,737.5 millones en el acumulado de enero a septiembre de 2017 a US$1,587.7 millones en igual periodo de 2018. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) expone que la crisis socio política que enfrenta Nicaragua desde el 18 de abril de 2018 ha causado severos daños en las finanzas públicas del país, pues las contracciones en la actividad económica también perjudican la recaudación de impuestos.

La DGI ha recaudado menos impuestos desde el estallido de la crisis. Archivo/END

“A partir de abril ha habido reducciones en la recaudación tributaria, en especial la del IVA (Impuesto al Valor Agregado) a las importaciones y el IVA interno”, indica la Cepal. Para este año (2019) el organismo regional pronostica que los ingresos públicos en términos de Producto Interno Bruto (PIB) continúen reduciéndose, al mismo tiempo indica que las restricciones del gasto serán mayores, por lo que el déficit antes de donaciones sería cercano al 2.3% del PIB.

EL SALVADOR CON BUENAS CIFRAS

El caso más destacado de crecimiento es el de El Salvador.

Su recaudación aumentó 7.17% al pasar de US$3,389.1 millones en os primeros nueve meses de 2017 a US$3,632.2 millones en el mismo periodo de 2018.

La Cepal atribuye el comportamiento de los ingresos tributarios en El Salvador a las mejoras en el impuesto sobre el valor agregado y el impuesto sobre la renta.

La economía salvadoreña tiene previsto crecer en 2018 y 2019 2.4%, cifra levemente superior a la tasa de 2017, cuando alcanzó el 2.3%.

“A su vez, los ingresos tributarios crecieron gracias a la captación del Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA) (10.2%) y el Impuesto sobre la Renta (2.5%) —impulsada por la actividad económica— y a la recaudación adicional debida a la amnistía tributaria y aduanera que terminó en octubre. Por el contrario, los ingresos no tributarios registraron una caída del 14% como consecuencia del descenso en los ingresos de las empresas públicas”, explicó la Cepal en su Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe, a finales de diciembre de 2018.

A excepción de Nicaragua, el resto de Centroamérica aumentó la recaudación de impuestos. Archivo/END

HONDURAS EN SEGUNDO LUGAR

Los impuestos en Honduras ocupan el segundo lugar en términos de crecimiento, al lograr un incremento de 4.2%.

Al cierre de septiembre de 2018 sumaron los US$3,322.3 millones, mientras que en los primeros nueve meses de 2017 alcanzaron US$3,187.3 millones.

El año pasado Honduras cumplió cuatro años del inicio de los ajustes fiscales, en ese entonces el déficit del gobierno central pasó del 7.9% del PIB en 2013 al 2.7% en 2017, de acuerdo con la Cepal.

Los ingresos públicos, tanto tributarios como no tributarios han experimentado mejoras a pesar que las exenciones fiscales vigentes, en línea con los compromisos asumidos con el Fondo Monetario Internacional (FMI), no se han eliminado.

Unos US$5,875 millones totalizaron los ingresos tributarios en Guatemala durante los primeros nueve meses del año pasado, 2.2% más que lo registrado en los primeros nueve meses de 2017, cuando alcanzó los US$5,750.4 millones.

La tasa de crecimiento de los impuestos en Guatemala se ha desacelerado, pues el Consejo Monetario Centroamericano expone que en 2017 los ingresos tributarios crecieron 9%. Al respecto, la Cepal explica que la desaceleración se debe a que en 2017 se “recibieron ingresos extraordinarios derivados de la vigencia del Acuerdo Gubernativo Número 82-2017 (con la finalidad de que los contribuyentes estuvieran al día con sus obligaciones, quedaron exonerados de multas, mora, intereses y recargos), lo que incentivó el pago de impuesto”.

COSTA RICA

Costa Rica mantuvo la recaudación tributaria relativamente estable, pues solo aumentó 0.6%, al pasar de US$5,447.8 millones en el periodo enero-septiembre de 2017 a US$5,482.40 millones en el mismo lapso de 2018.

El año pasado Costa Rica dio pasos importantes para tratar de contener el déficit fiscal, que ronda el 7% del PIB, a través de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas que transforma al Impuesto General sobre las Ventas en un impuesto sobre el valor agregado, con una tasa general del 13%, además de varias tarifas reducidas para un grupo de productos y servicios, incluidos los de la canasta básica.