• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El salario máximo para calcular el aporte de los cotizantes al seguro social subió 10.03% en enero, pasando de C$88,006 a C$96,842, sin embargo, el techo máximo de las pensiones sigue estancado en US$1,500.

José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), expresó que la caída económica ha obligado a las empresas a realizar los mayores ahorros posibles y esta medida viene a impactar aún más en las finanzas de las empresas.

Empresa privada condena actuación policial contra ONG y periodista

Además, recordó que el país está “en un escenario de menor demanda agregada, caracterizado por una alta incertidumbre y una crisis de confianza no solo de los consumidores, sino también de los productores e inversionistas, lo que unido a otros temas se traduce en una reducción de los ingresos de las empresas”.

José Adán Aguerri, presidente el COSEP

Por su parte, el experto en seguridad social, Manuel Israel Ruiz, afirmó que la medida afecta al sector privado, porque “una empresa que tiene un asegurado que gana más de ese techo, va a pagar el 19% que le corresponde, como cuota patronal, con base en los C$96,842, que es el nuevo techo”.

El asegurado va a pagar el 6.25% que le corresponde. “La que sale fregada es la empresa, porque el año pasado pagaba con base a C$88,006, pero este año va a pagar por C$96,842”.

Aguerri señaló también que las empresas son las que pagan la mayor parte de la cotización a la seguridad social, el 19%. “Estimamos que este incremento representará anualmente, tanto para las empresas como para trabajadores, aproximadamente C$122 millones y de este total un 75% será asumido por las empresas”, refirió el representante gremial.

Incrementos anuales

Según el experto en seguridad social, Manuel Israel Ruiz, el techo salarial máximo para calcular el aporte del seguro social ha venido subiendo todos los años, desde 2016, no así el monto máximo de la jubilación.

Cosep advierte sobre retroceso económico

“En este año (2019) el aumento fue del 10%, pero viene subiendo desde hace varios años. En el año 2016 se le subió el 7.63%; en el 2017, el 6.44%; en el 2018, el 6.09%; y ahora el 10%”, explicó el experto.

Para Ruiz subir el techo beneficia a los asegurados que son altos ejecutivos de algunas empresas grandes del país, con salarios mayores a C$96,842 (US$2,992.6, con base al tipo de cambio oficial), pero dentro de unos años (él estima que a partir de 2021) el techo ascenderá a más de US$3,500, o casi US$4,000.

Déficit del INSS

Según el presidente del Cosep, aumentar el techo del salario máximo a deducir las cotizaciones no aporta mucho a solucionar el problema del déficit del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS).

Empresarios urgen solución negociada a la crisis

El INSS registró en 2017 un déficit de C$2,371.8 millones. El Gobierno impuso unas reformas al seguro social en abril, para tratar de sanear las finanzas de la entidad, pero fueron las detonantes de la crisis sociopolítica de Nicaragua que cumplirá nueve meses el próximo 18 de enero, y que tiene en problemas la economía del país.

“El resultado financiero del INSS programado para 2019 es de (C$8,771,857,000) con base en el Presupuesto General de la República del 2019; por lo cual el incremento del límite máximo de cotización hasta C$96,841.56 no es determinante para mejorar la situación del déficit de la entidad”, aseveró Aguerri.

Explicación

“Lo que está haciendo el INSS es cumplir una disposición que está establecida en su normativa. La información oficial sugiere que la pérdida de empleos formales se ha dado en los estratos de menores ingresos, (y que) esa es la razón por la cual el salario promedio de los asegurados se esté incrementando”, señaló Aguerri.

Sector privado denuncia que derechos constitucionales están suspendidos en Nicaragua

El pasado 1 de diciembre de 2018, el INSS publicó una nueva resolución en la que se estableció la aplicación del 10.03%, para que el nuevo techo salarial sea de C$96,842.

“Es decir que a partir del 1 de enero todas las personas que tengan salarios mayores de C$96,842 van a pagar con ese techo máximo. Si ganan C$100,000, van a pagar con base a C$96,842; si ganan C$200,000, van a pagar sobre ese mismo techo”, comentó Ruiz.

El experto estima que en Nicaragua, los asegurados que tienen un salario mayor a ese monto son alrededor de un 2% o 3% del total de cotizantes.

Ruiz señaló que ese aumento en el techo del salario máximo no perjudica en nada al resto de cotizantes nicaragüenses que ganan menos de esa cifra, de C$96,842. “A los que ganan C$10,000, a los que ganan C$15,000, a los que ganan C$20,000, etcétera. A todos esos no los afecta. Solo a ese grupo de 2% al 3% que gana más de US$3,000”, aseguró.