• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |

La Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua (Faganic) advirtió este jueves que, con su propuesta de reformas tributarias, el Gobierno afecta los costos de producción, en medio de una crisis sociopolítica que, además de dejar cientos de muertos, impacta a la economía local.

"Las reformas tributarias vienen a afectar directamente, por acciones del Gobierno, a los ganaderos, porque afecta los costos de producción", dijo el presidente de Faganic, Álvaro Vargas, a periodistas.

El pasado lunes, el Gobierno nicaragüense presentó ante la Asamblea Nacional (Parlamento) una propuesta de reforma a la Ley de Concertación Tributaria, que eleva el Impuesto sobre la Renta, el Impuesto Selectivo al Consumo, así como las rentas de actividad económica, de capital y ganancias.


Faganic fue uno de varios sectores que se quejó de la propuesta, porque "no es una solución" a la crisis económica, sino "un parche".

La propuesta coincidió con cambios a la seguridad social que los nicaragüenses consideran una versión más dura que la que originó el estallido social de abril pasado, que le costó a la economía Nicaragua una contracción del 4 por ciento en 2018, más las pérdidas humanas.


"Como decimos en Nicaragua, esto viene a echarle más leña al fuego, encarece la cadena de producción y eleva los precios, porque las empresas no pueden imponer los precios internacionales, van a trasladar los costos al consumidor, que va a pagar más", insistió Vargas.

Aunque diferentes representantes del Gobierno han insistido en que las reformas tributarias y de seguridad social únicamente afectarán a los grandes empresarios, los documentos demuestran que los efectos negativos alcanzarán a todos los sectores.

Por su parte la Asociación de Exportadores de Café de Nicaragua (Excan) sostuvo que las reformas "tendrán un impacto devastador en la economía" y urgió "la inmediata instalación del diálogo nacional como la única solución política viable" a la crisis.

Excan forma parte del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), que también rechazó las reformas que discute el parlamento, de mayoría oficialista.

"La reforma es confiscatoria y promovería la descapitalización de las empresas, la fuga de capital, la falta de inversiones y por último, la iliquidez, insolvencia e inevitable quiebra de muchas empresas", alertó el Cosep.