•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) bajó el lunes un 1.3% y se situó en US$54.56 el barril, en un arranque de semana en la que vuelven las preocupaciones por la desaceleración del crecimiento económico global y el aumento del suministro de crudo en Estados Unidos.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en el mes de marzo restaron US$0.70 con respecto a la sesión anterior.

Tras una semana con un alza del 3% tras la imposición de sanciones por parte de EE. UU. al sector energético de Venezuela, el crudo tejano arrancó el primer lunes de febrero a la baja, con preocupaciones por la desaceleración del crecimiento y las existencias de crudo en el país.

Los datos muestran que los inventarios de crudo de EE. UU.

aumentaron en más de 943,000 barriles durante la semana pasada, dijeron operadores a CNBC.

El dólar estadounidense además también se fortaleció, lo que provoca que el petróleo sea más caro para los tenedores de otras monedas.

Los recortes de la OPEP

En paralelo se producen recortes de suministro por parte de los socios de la OPEP y sus aliados desde enero.

Rusia cumplió con su promesa de reducir gradualmente su producción de petróleo, dijo el lunes el ministro de Energía de Rusia, Alexander Novak, en un comunicado, agregando que la producción disminuyó en 47,000 barriles por día en enero a partir de octubre.

Asimismo, las sanciones a Venezuela limitarán las transacciones de petróleo entre este país y otros estados, unas medidas que son similares a las impuestas a Irán el año pasado, dijeron algunos analistas, que no ven indicios para un alza en los mercados de crudo.

En este contexto, los contratos de gasolina con vencimiento en marzo restaron casi un centavo, hasta US$1.43 el galón, y los de gas natural, con vencimiento el mismo mes, descendieron casi ocho centavos, hasta US$2.74  por cada mil pies cúbicos.