•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La industria pesquera sufrirá serias afectaciones si la Asamblea Nacional aprueba la Ley de Concertación Tributaria, aumentando el pago del impuesto sobre la renta (IR) en 2% y 3%, indicó Armando Segura, director ejecutivo de la Cámara de la Pesca de Nicaragua (Capenic).

La pesca artesanal también será afectada, ya que reciben financiamiento de las empresas formarles para poder cumplir con sus faenas en el mar y la reforma apunta a limitar la liquidez de las compañías, lo que afectará el crédito que otorgan a los pescadores, según explicaciones de Segura. 

El martes pasado en hora de la tarde, representantes de empresas pesqueras participaron en la consulta que realiza la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional sobre estas reformas, pero los delegados de esas compañías no dieron declaraciones.

No obstante, Segura se pronunció al respecto asegurando que “las empresas se verán afectadas, si la reforma se aprueba tal como la presentó el Ejecutivo (el Gobierno), tendrá impactos graves en las actividades del sector, porque le reduce la capacidad de flujo y de capital de trabajo a las empresas para su funcionamiento normal”. 

“Entiendo que empresas del sector pesquero se han acercado a la Asamblea para expresar sus preocupaciones, lo hicieron en su carácter individual, se acercaron a la comisión económica para expresar los impactos que ellos prevén si se aprueba esa reforma”, añadió Segura.

Crédito a pescadores en riesgo

La reforma “pone en riesgo y afecta la pesca artesanal, porque estos pescadores artesanales obtienen el capital de trabajo precisamente de las empresas pesqueras, porque ellos, por sí mismo, no son sujetos de crédito en la banca convencional, de tal manera que son las empresas pesqueras las que proporcionan capital para las faenas de pesca, para gasolina, las provisiones, entre otras cosas, entonces ellos también se verían afectados con esta medida”, enfatizó. 

Añadió que las empresas se verán afectadas por “el cambio en el crédito tributario para los exportadores”. Recalcó que se trata de “todo un paquete de medidas” inoportunas en este momento para el país. 

“Está el incremento al pago mínimo definitivo del IR (impuesto sobre la renta que pasa del 1% al 2% y 3%) y las modificaciones al crédito tributario se sumarían al aumento de la cuota que como empleador deben dar las empresas al Instituto de Seguridad Social (que ya se aprobó por decreto), todo esto pone en riesgo el funcionamiento empresarial”.