•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las reformas al sistema de seguridad social ya aprobadas y las reformas tributarias que aún son analizadas por la comisión económica de la Asamblea Nacional estarían empujando a las empresarias a la informalidad, afirmó la presidenta de la Red de Empresarias de Nicaragua (REN), María Eugenia Mayorga.

Bajo la nueva reforma al sistema de seguridad social, las empresas que tengan menos de 50 colaboradores deberán aportar por cada trabajador el 21.5% del salario pagado, previamente era el 19%. Por su parte, aquellos negocios que tengan de 50 trabajadores a más, pagarán el 22.5%.

El 70% del sector está en manos de mujeres.  Orlando Valenzuela/END

“La reforma del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) nos empuja a las empresarias a migrar al sector informal. Empresas que están legalmente inscritas y constituidas, con una cartera amplia de colaboradores, no van a poder; el aumento les va a afectar directamente. Ahorita las empresas están subsistiendo, si se suma el efecto de  la reforma será más complicado y nos va a forzar a migrar al sector informal”, dijo Mayorga.

En cuanto a las reformas fiscales, reveló que uno de los sectores más afectados es el de alimentos, propiamente la actividad de panificación, donde el 70% son mujeres, pues la propuesta sugiere gravar con el 15% en concepto del impuesto al valor agregado(IVA) al pan dulce y todas sus variaciones, como los picos, tortas, entre otros.

“Tenemos  un sector totalmente afectado, que es el de panificación, donde el 70% del sector está en manos de mujeres. Antes comprabas un pan a 30 córdobas, ahora lo vas a comprar a 35 córdobas, eso va a repercutir en las ventas, porque el afectado al final es el consumidor, como consecuencia, las ventas van a disminuir”, dijo Mayorga.

“Las reformas para toda empresaria y toda mipyme (micro, pequeña y mediana empresa) que han sido de las más afectadas por la crisis, es como un bale de agua fría, no es algo positivo. Si ya desde antes de las reformas, con la crisis, los sectores más afectados han sido aquellos donde trabajan las mujeres”, agregó la presidenta de la REN.

A la actividad de panificación se suman las relacionadas con el turismo, como los restaurantes y hoteles, que experimentarán un golpe, dado que se incrementa el pago de impuesto selectivo al consumo (ISC) por las bebidas alcohólicas y las bebidas azucaradas, como gaseosas y jugos.

Capacitar a empresarias

Las principales estrategias, en vista de la reforma son capacitar a las empresarias para que tengan un manejo eficiente de los inventarios y los costos de operación en pro de seguir conservando la cantidad de colaboradores.

La reforma del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) nos empuja a las empresarias a migrar al sector informal. Orlando Valenzuela/END

“Si se aprueba la reforma fiscal, estamos haciendo una planificación de capacitaciones para que nuestras socias sepan de forma detallada cómo les va a repercutir. Además estaremos capacitando para que lleven un buen inventario, que no tenga exceso ni falta de producto; talleres de costeo y también capacitaciones en materia de reducción de gastos en energía y gas. La idea es tomar ciertas medidas para reducir costos y mantener colaboradores trabajando”, señaló Mayorga.

Marisol Guzmán, investigadora del programa costarricense Estado de la Nación, afirmó que en la región centroamericana las mujeres están más propensas a caer en la informalidad y dada esta condición, son más proclives a perder su empleo en situaciones de crisis económica, pues es menos costoso prescindir de un puesto en el sector informal que en el formal.