•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La financiera que cayó en una situación de impago la semana pasada en Nicaragua, Financia Capital, convocó para este miércoles a unos 90 inversionistas para proponerles un arreglo de pago.

Julio Chévez, secretario de la directiva de Financia Capital, confirmó a El Nuevo Diario que esta empresa citó en un hotel de Managua a los inversionistas afectados que poseen certificados o bonos desmaterializados de renta fija y papeles comerciales, que se vencieron el 8 y 10 de febrero, para llegar a un acuerdo de pago con ellos.

La Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Siboif) revocó el pasado viernes a esa financiera la autorización de realizar oferta pública de los valores de renta fija y mandó a la Bolsa de Valores de Nicaragua y a los puestos de bolsa del país a informar sobre esa decisión.

Factura de la crisis

Chévez explicó que “por la crisis sociopolítica y económica del país, los usuarios finales de los préstamos cayeron en un franco deterioro y no pudieron cumplir sus obligaciones con Financia”.

“Eso provocó un deterioro en la cartera y en la repetición de operaciones de fondos y la falta de desembolsos de otros fondeadores no permitió el crecimiento de la cartera. Esos factores contribuyeron a la falta de liquidez para poder cumplir con el pago a los inversionistas”, afirmó el gerente de Financia Capital.

Agregó que no pudieron pagar dos series vencidas, que suman alrededor de US$1.5 millones, pero, sí han pagado los intereses de esos préstamos.

La propuesta

Julio Chévez aseguró que ya tienen una propuesta concreta para los inversionistas y van a negociar los plazos, que podrían ser de uno a dos años.

“Se pagaron los intereses al vencimiento y se está reprogramando mediante una renovación de las obligaciones, garantizadas con patrimonio personal de don Barney Vaughan (presidente de Financia), el pago de estas obligaciones con un plazo determinado, la misma tasa de interés y debidamente garantizadas”, dijo el funcionario de la financiera.

La crisis sociopolítica y económica del país, los usuarios finales de los préstamos cayeron. Archivo/END

Los bonos desmaterializados de renta fija, según Chévez, son inversiones de alto riesgo. “Usted mete su dinero como inversionista para que otra persona lo coloque o invierta en un negocio y le pague a usted una utilidad o interés, y al final del plazo le devuelva el principal (el monto de dinero prestado). Son inversiones no garantizadas y de alto riesgo”, explicó.

“La reducción de depósitos y los índices de recuperación de cartera, en todos los bancos del sistema financiero nacional denotan que no es una crisis particular, sino nacional. Unos están en más alto riesgo y otros en menor riesgo”, comentó.

En Nicaragua, en menos de cuatro meses dos financieras han caído en impago. La primera fue CrediFactor, una empresa de factoraje, y ahora Financia Capital. “Es una situación que se tiene que resolver, porque ya vamos dos y esto puede tener un efecto dominó”, advirtió Chévez.