•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Financia Capital y los inversionistas citados a una reunión este miércoles en Managua, para negociar el pago de bonos vencidos que suman alrededor de US$1.5 millones, todavía no logran ningún acuerdo.

La institución financiera Financia Capital cayó en una situación de impago el pasado viernes y este miércoles ofreció a sus acreedores un fideicomiso con el que respaldarían la deuda, para pagarles en un plazo de dos años, reveló una inversionista afectada al salir de la reunión.

Los inversionistas se negaron a firmar el acuerdo y acordaron reunirse solo los afectados para analizar la propuesta y tomar una decisión. “No aceptamos porque nos vamos a reunir primero para quedar todos de acuerdo”, expresó la inversionista que pidió omitiéramos su nombre.

En menos de cuatro meses, en Nicaragua dos financieras han caído en impago.Archivo/END

El Nuevo Diario buscó la versión de la financiera, sin obtener respuesta, ni en el hotel donde se realizó la reunión con los inversionistas ni por teléfono, al llamar después a las oficinas de la empresa.

Una propiedad en respaldo

La inversionista que conversó con El Nuevo Diario relató que los representantes de Financia les aseguraron que Barney Vaughan, presidente de la financiera, puso parte de sus propiedades como respaldo de la deuda, que suma cerca de US$1.5 millones.

Se trataría de un fideicomiso registrado en Panamá, el cual también lo van a registrar en Nicaragua, dijo la fuente.

Otros inversionistas salieron de la reunión con expresiones de preocupación, pero no quisieron dar declaraciones.

Julio Chévez, gerente general de Financia Capital, dijo a El Nuevo Diario el pasado martes que la empresa había citado a unos 90 inversionistas afectados, quienes poseen certificados o bonos desmaterializados de renta fija y papeles comerciales, que se vencieron el 8 y 10 de febrero.

La inversionista, que conversó con El Nuevo Diario, comentó que la mayoría de personas que asistieron a la cita este miércoles eran de la tercera edad, las cuales decidieron invertir en esos bonos con una tasa de interés de 7.5%.

Afirmó que también llegaron algunas personas en representación de inversionistas que están fuera del país, y que la mayoría de los asistentes a la reunión invertían tanto en bonos emitidos por Financia Capital como por CrediFactor, la otra financiera que cayó en impago.

De alto riesgo

Según la Bolsa de Valores de Nicaragua (BDVN), los valores de renta fija son títulos de crédito que representan una obligación a cargo del emisor. El inversionista que adquiere esta clase de instrumentos recibe periódicamente los intereses, y al finalizar el plazo del título, la compañía emisora regresa al inversionista el monto de su inversión.

La institución financiera Financia Capital cayó en una situación de impago el pasado viernes. Archivo/END

Chévez explicó el martes, vía telefónica, que los bonos desmaterializados de renta fija son inversiones de alto riesgo. “Usted mete su dinero como inversionista para que otra persona lo coloque o invierta en un negocio y le pague a usted una utilidad o interés, y al final del plazo le devuelva el principal (el monto de dinero prestado). Son inversiones no garantizadas y de alto riesgo”, destacó.

La Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Siboif) revocó el pasado viernes a Financia Capital la autorización de realizar oferta pública de los valores de renta fija y mandó a la Bolsa de Valores de Nicaragua y a los puestos de bolsa del país a informar sobre esa decisión.

Chévez aseguró que “por la crisis sociopolítica y económica del país, los usuarios finales de los préstamos (o sea sus clientes) cayeron en un franco deterioro y no pudieron cumplir sus obligaciones con Financia (Capital)”.

“Eso provocó un deterioro en la cartera y en la repetición de operaciones de fondos y la falta de desembolsos de otros fondeadores no permitió el crecimiento de la cartera. Esos factores contribuyeron a la falta de liquidez para poder cumplir con el pago a los inversionistas”, afirmó el martes el gerente de Financia Capital.

En menos de cuatro meses, en Nicaragua dos financieras han caído en impago. La primera fue CrediFactor, una empresa de factoraje, y ahora Financia Capital.