• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El incremento de asegurados en los sectores “agropecuario, silvícola, caza y pesca” en el último trimestre de 2018 se debe a la demanda de trabajadores en la producción de postrera, pero son empleos temporales, dijo el presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), Michael Healy.

Esos sectores, agrupados dentro de una misma categoría en las estadísticas del mercado laboral del Banco Central de Nicaragua, cerraron diciembre de 2018 con 73,097 trabajadores afiliados al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), es decir 6,350 más que en noviembre último.

Desde octubre, según las cifras del BCN, el número de asegurados de esos cuatro sectores aumentó mensualmente, pese a que en otros sectores económicos se continuó mermando el número de afiliados al INSS.

“Tanto en noviembre, como en diciembre, son la salida de la cosecha de postrera, por eso hay mucho más empleo formal en el sistema. Pero ya hay una reducción del empleo en el sector agropecuario (en estos meses), que se siente”, apuntó Healy.

De acuerdo con los datos del mercado laboral del BCN, en los últimos cuatro años el empleo formal de los sectores “agropecuario, silvícola, caza y pesca” muestran una tendencia decreciente entre marzo y septiembre de cada año y se recuperan a partir de octubre. Solo en 2015 la recuperación se postergó hasta noviembre.

Las cifras del BCN indican que entre marzo y diciembre de 2018 (en el período de crisis) esos sectores perdieron 11,151 empleos formales, al pasar de 84,248 afiliados al INSS a 73,097.

Las cifras del BCN indican que entre marzo y diciembre de 2018 (en el período de crisis) esos sectores perdieron 11,151 empleos formales, al pasar de 84,248 afiliados al INSS a 73,097. Archivo/END

Durante ese período, la pérdida de empleos formales más pronunciada de ese sector ocurrió en junio, cuando 7,513 trabajadores salieron de los registros del INSS.

Empleos temporales

Aproximadamente 4 de cada 10 trabajadores (40%) dedicados a las actividades del sector agropecuario, silvicultura, caza y pesca cotizan al año entre 1 y 10 semanas, de acuerdo con cifras del Anuario Estadístico del INSS correspondiente a 2017. Esto indica que son sectores con mucho empleo temporal. De ahí, solo el 16.9% cotiza entre 50 y 52 semanas.

El presidente de Upanic, Healy, aseveró que el sector agropecuario es uno de los que está más afectado por la crisis sociopolítica del país y por lo tanto se podría ver afectada la generación de más empleos.

“El golpe más duro para nosotros es el financiamiento, sin eso no podemos sembrar y las cuatro fuentes de financiamiento nuestra, que son la banca privada, las microfinancieras, las agroexportadoras y las casas comerciales que venden agroquímicos. Se vuelve más difícil para nosotros acceder a un financiamiento para mejorar la productividad”, indicó Healy.

Las cifras del BCN indican que entre marzo y diciembre de 2018 (en el período de crisis) esos sectores perdieron 11,151 empleos formales, al pasar de 84,248 afiliados al INSS a 73,097. Archivo/END

En Nicaragua se siembran anualmente alrededor de 1.7 millones de manzanas de tierra, de las cuales 1.2 millones se destina al cultivo de granos básicos, según el Plan de Producción, Consumo y Comercio correspondiente al ciclo 2018-2019.

Nicaragua perdió 157,923 empleos formales en el 2018, en todos los sectores económicos.

De acuerdo con el BCN, en Nicaragua la cifra de asegurados había ascendido a 913,797 al finalizar el 2017, pero descendió hasta 755,874 en diciembre del año pasado.