•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) introdujo este miércoles un recurso de amparo en contra de la reforma al Reglamento de la Ley del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), que reduce las pensiones de los jubilados e incrementa los aportes de los trabajadores y las empresas.

El presidente del Cosep, José Adán Aguerrí, posteó en su cuenta de Twitter la foto del documento del recurso de amparo que introdujeron contra la reforma.

En dicho documento se puede leer que está dirigido a la Oficina de Recepción y Distribución de Causas y Escritos (Ordice), del Poder Judicial.

José Adán Aguerri, presidente del Cosep / Archivo “Esta mañana (jueves) en representación del Cosep Nicaragua se introdujo un recurso de amparo en contra del Presidente de la República por emitir el Decreto Presidencial 06-2019 en relación a las recientes Reformas al Reglamento General de la Ley de Seguridad Social”, escribió Aguerrí en la red social.

El documento reza: “poder especial para interponer en contra del Presidente de la República de Nicaragua, comandante Daniel Ortega Saavedra”. El motivo del amparo, dice más adelante, es “la reforma al reglamento a la Ley de Seguridad Social”, que entró en vigencia a inicios de febrero.

En el texto del recurso se hace mención a la reforma a la Ley de Concertación Tributaria, que fue aprobada este miércoles por la Asamblea Nacional. No obstante, El Nuevo Diario consultó fuentes del sector empresarial que aseguraron que el recurso de amparo es solo por la reforma al reglamento de la Ley de Seguridad Social. La fuente también precisó que el recurso fue interpuesto no solo por el Cosep, sino también por otras organizaciones.   

Las reformas reducen en promedio en un 35% las pensiones de los nuevos jubilados, según explicó recientemente la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides).

Es decir, que una persona que se jubile hoy, y aspiraba a una pensión de 5,000 córdobas, tendrá que conformarse con 3,250 córdobas.

Asimismo, con estas reformas los empleadores (con más de 50 trabajadores) deberán aportar 22.5% al INSS en concepto de cotización por cada asegurado. Antes, la cotización del sector empresarial era de 19%, es decir que el incremento fue de 3.5 puntos porcentuales.

En tanto, los empleadores con menos de 50 trabajadores tendrán que enterar 21.5% al INSS por cotización de cada asegurado.

Estos, con las nuevas reformas, aportarán 2.5 puntos porcentuales más.

Por su parte, los trabajadores también sufrieron un incremento en su cotización de asegurados, por el orden de 0.75 puntos porcentuales, al pasar de 6.25% a 7%, con las mencionadas reformas.

La reforma incrementa también el aporte del Estado, de 0.25% a 1.75%.

Asimismo, modifica las cotizaciones del seguro facultativo, las cuales ahora serán de 22.25% para el régimen integral, y de 14%, para el régimen facultativo de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM).

Las reformas que fueron aprobadas nueve meses después de las fallidas reformas a la Seguridad Social que provocaron el estallido de la crisis sociopolítica, han sido rechazadas categóricamente por el sector empresarial.