• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La reforma a la Ley de Concertación Tributaria entró en vigencia a partir del jueves, 28 de febrero, por medio de una publicación de una edición especial en La Gaceta, Diario Oficial, impresa en la fecha referida.

En la edición especial se publica únicamente la Ley 897, Ley de reformas y adiciones a la Ley 822, Ley de concertación Tributaria.

Lea: Aprueban reforma a Ley Tributaria en Nicaragua

Sin embargo, desde la mañana de este viernes el sitio web de La Gaceta se encuentra inhabilitado, por lo que no se puede hacer una revisión exhaustiva del documento en línea.

Entre los cambios más destacados de la reforma figuran la reducción de los productos de consumo de la población exentos con el Impuesto al Valor Agregado (IVA), por lo que ahora producto de la reforma el arroz con calidad mayor de 80/20 en cualquiera de sus presentaciones, Chuletas, costilla y tocino de cerdo, pechuga de pollo con alas y filetes, costilla de res, otros cortes especiales y la lengua serán gravados.

De interés: “Estamos perjudicados por la disminución de importaciones”

ALGUNOS INCREMENTOS

Asimismo quedan gravados con este impuesto del 15%a la producción nacional de papel higiénico, jabones de lavar y baño, detergente, pasta y cepillo dental, desodorante, escoba, cerillos o fósforo y toalla sanitaria.

Producto de la reforma se estipuló un incremento en el Pago Mínimo Definitivo del Impuesto Sobre la Renta de 1% a 3% para grandes contribuyentes y de 1% a 2% para los principales contribuyentes.

Igualmente se incrementó el Impuesto Selectivo al Consumo para las aguas gaseadas, bebidas azucaradas a base de concentrados artificiales y a base de pulpas de frutas. Estas bebidas pasarán a pagar un ISC del 9% al 11%, del 11% al 13%, y del 13% al 15%.

Además: “Todos los cultivos salen afectados con la reforma”

Igualmente las bebidas alcohólicas incrementarán el pago por ISC, aunque la tasa se mantiene constante, pagarán adicionalmente C$50 por cada litro de alcohol absoluto.

Diferentes gremios empresariales han alertado en numerosas ocasiones los impactos a la población que conlleva la implementación de esta reforma, como el incremento de la canasta básica, el aumento de ciertos bienes, pues los costos de materias primas se encarecerían y además impactos negativos en la liquidez de las empresas que finalmente podría generar más desempleo e incluso el cierre de operaciones.