•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La ciudadana Nidia Orozco afirma que varios productos están más caros en los supermercados. “El bolsón de 12 unidades de papel higiénico me costaba C$160, ahora cuesta C$200. El arroz y el jabón están igual, pero ya me dijeron que va a subir mañana”, explicó este lunes al salir de uno de estos establecimientos.

La reforma fiscal recién aprobada redujo la lista de bienes de consumo que estaban exentos del 15% de Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Norma Reyes, otra compradora en un supermercado, comentó: “Me encuentro con el papel higiénico más caro, el paquete de toallas sanitarias subió C$5, los desodorantes están como C$7 más caro.

Una botella de 2 litros de un jugo me costó C$10 más y así hay varias cositas que uno va identificando que ahora valen más. Ahí de peso en peso se van sumando los gastos”.

Productos básicos, como el arroz, las costillas de cerdo y de res y el filete de pollo, ahora pagan IVA.

Nereyda Bermúdez también dice haber notado este lunes el aumento de precios de productos necesarios, como la pasta dental.

Al salir de una distribuidora en un mercado de Managua, Aurora Acevedo, exclamó: “Ya le subieron. Se supone que ya les aplicaron el 15% a los productos. Las cajas de jabones, por ejemplo, antes estaban a C$225 y ya hoy (lunes) subieron a C$245; lo que es el papel (higiénico) de 24 rollos de 1,000 hojas estaba a C$420, ya hoy está a C$490”.

Maritza Castillo y Gloria Medina compraron vegetales y frutas en este mismo mercado y confirmaron que los precios se mantienen; estos productos no han sido afectados.

Octavio Rojas, vicepresidente de la Asociación de restaurantes de  Managua (ARM), informó que por el momento se mantienen los precios de las bebidas alcohólicas, porque los proveedores no han detallado los nuevos precios que impondrá la reforma fiscal.

Sin embargo, calcula que el alza podría ser de 6%.

Pequeños productores perderán exoneración

Para la Asociación Nicaragüense de Formuladores y Distribuidores de Agroquímicos (Anifoda), las reformas tributarias irremediablemente provocarán un incremento en los precios de los insumos del sector agropecuario.

Flor de María Rivas, directora ejecutiva de Anifoda, señaló que aunque el Gobierno diga que esos bienes pasaron de estar exentos a ser exonerados del Impuesto al Valor Agregado (IVA), la realidad es todo productor que desee obtener el beneficio de la exoneración deberá solicitar el aval en el Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

Para Rivas, es improbable que “algún productor pequeñito vaya a perder su tiempo por andar buscando avales de exoneración para aplicar al beneficio, así que terminarán pagando ese impuesto”.

La ley de reforma a la Ley de Concertación Tributaria especifica que gozarán de exoneración los productos veterinarios, vitaminas, premezclas vitamínicas exclusivas para uso veterinario y los destinados a la sanidad vegetal, los insecticidas, plaguicidas, fungicidas, herbicidas, defoliantes, abonos, fertilizantes, semillas y productos de biotecnologías para uso agropecuario o forestal y las mezclas y alimentos para ganado vacuno, porcino, aves de corral y acuicultura.

Esos productos antes de las reformas estaban exentos del IVA. 
“Ahora, (aunque) salen como exonerados y es verdad que se pueden beneficiar con la exoneración, pero el productor deberá inscribirse en el MHCP, pedir un aval y hasta entonces llevarlo a la casa comercial”, insistió la directora ejecutiva de Anifoda.

Rivas aseveró que las empresas están “en un limbo operativo porque debemos ser responsables con nuestros clientes en lo que les vamos a aplicar”, pero tampoco pueden incumplir la ley.

Dijo que al día de hoy no se han publicado las listas taxativas, que indiquen “en detalle por código SAC qué bienes quedan exonerados, ni han publicado la reglamentación de la ley para la aplicación de los cambios”.

La directora ejecutiva de Anifoda señaló que ese sector también será afectado por el impuesto selectivo de consumo y por el Derechos Arancelarios a la Importación (DAI).