• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Para que un productor pueda gozar de la exoneración del impuesto al valor agregado (IVA) debe realizar trámites en al menos cuatro instituciones gubernamentales, explicó el gerente general de la Comisión Nacional Ganadera de Nicaragua (Conagan), Ronald Blandón.

Blandón explicó que, para protegerse de las nuevas reformas fiscales, “primero tengo que demostrar que soy productor, para eso debo tramitar un numero RUC y solvencia fiscal (en la DGI), llevarlo al Ministerio Agropecuario(MAG), después al Ministerio de Fomento, Industria y Comercio(Mific) y por último al Ministerio de Hacienda para que dé la exoneración”.

Por su parte, el presidente de Conagan, René Blandón, afirmó que la reforma fiscal que entró en vigencia el 1 de marzo ha sido un “cambio brusco” y “la ruta para obtener el aval es complicada”, porque se debe demostrar que será utilizado en la reparación de alguna maquinaria u otros insumos necesarios para la producción.

“Un productor de la montaña va a tener que venirse a quedar a una pensión en Managua, para poder hacer los trámites. Una vez que obtenga la solvencia fiscal y el RUC tenés que ir al MAG y decir dónde y para qué vas a aplicar esos productos, ya sea maquinaria, un tractor, una bomba o una báscula, etcétera”, comentó el presidente de Conagan.

“Hay muchos productores que aun viviendo en Managua o teniendo alguna profesión, mandan a alguien a iniciar los trámites, después van ellos; muchos prefieren desistir y prefieren mejor pagar el impuesto y no perder tiempo”, agregó Ronald Blandón, gerente general de Conagan.

Los agroquímicos

Mario Hanon, vicepresidente de la Asociación Nicaragüense de Formuladores y Distribuidores de Agroquímicos (Anifoda), explicó: “Ya nosotros tenemos que comenzar a vender con IVA, excepto si el productor presenta el aval de exoneración. Pero, los productores tendrán que ir a tramitar su aval a la DGI, donde declara sus impuestos. Con ese aval en mano van a poder comprar sin IVA; de lo contrario, van a tener que pagar el IVA”.

Agregó que habrá productores grandes y medianos que podrán hacer uso del beneficio de la exoneración y otros más pequeños que no.

La reforma fiscal “implica en cifras redondas que se incrementa cerca del 30% el precio de los agroquímicos”, aseguró Hanon.

La reforma fiscal “implica en cifras redondas que se incrementa cerca del 30% el precio de los agroquímicos”, aseguró Hanon. Archivo/END

El sector que vende agroquímicos fue afectado por la reforma porque tendrán que pagar Derechos Arancelarios de Importación (DAI), Impuesto Selectivo de Consumo (ISC) y retener el IVA a los compradores, que en este caso son principalmente productores.

“Esta reforma publicó un listado de productos que se gravan con el Impuesto Selectivo de Consumo, con un 5%, que recae sobre los agroquímicos, raticidas y otros productos que nosotros vendemos. No recae sobre los fertilizantes edáficos (los que van al suelo). Por otro lado, los agroquímicos pagan ahora el 5% de derecho arancelario de importación”, detalló Hanon.

El incremento, solo por la aplicación de esos dos impuestos, podría ser de más o menos 13%, estimó.

Con la reforma fiscal fueron eliminadas las exenciones del IVA a insecticidas, plaguicidas, fungicidas, herbicidas, defoliantes, abonos, fertilizantes, semillas y productos de biotecnologías para uso agropecuario o forestal, entre otros.

Las listas taxativas

Guillermo Jacoby, presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (Apen), coincide con los directivos de Conagan en que los más afectados serán los productores del interior del país.

“En primer lugar beneficia al que más tiene, porque tiene los mecanismos. Si cuenta con una economía de escala que le permita administrar una exoneración y captar los recursos necesarios para conseguirla, lo va a hacer. ¿Y el pequeño productor qué? A lo mejor, el pequeño no va a tener para el bus o no sabe cómo venir a Managua”, explicó Jacoby.

“A todos esos pequeños productores, la ley los ampara, pero la realidad no les permite movilizarse, hacer cartas y trámites. Los pequeños no pueden perder uno o dos días de trabajo por hacer un trámite”, afirmó el presidente de Apen.

Guillermo Jacoby, presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (Apen). Archivo/END

El gerente de Conagan dijo que “la necesidad es exonerar a los productos que están en las listas taxativas, pero si voy a comprar herbicida no debería tener que demostrar que soy un productor agropecuario. Eso sí sería un incentivo importante para el sector productivo”.

“Nadie va a perder el tiempo andando de institución en institución, demostrando que es productor y que el producto que va a adquirir, vea que está o no en la lista taxativa”, añadió.

El niño

Este año, Nicaragua podría ser afectada por el fenómeno climatológico El Niño, caracterizado por la ausencia de lluvias, y los ganaderos deberán prepararse con suplementos alimenticios para que el ganado no pierda peso.

“El Niño ya está en Nicaragua. Se dice que será un suave. Si la melaza y otros alimentos de verano están gravados y estamos en sequía, el ganado bajará de peso y se reducirá el rendimiento. Nuevamente, ¿quiénes son los beneficiados? Los grandes, los que pueden obtener ese producto”, señaló Jacoby.

Ronald Blandón opina que la combinación de la falta de crédito, las reformas tributarias y sociales y El Niño hacen que “el incremento de la producción y la competitividad ganadera se vean un poco inciertos”. Archivo/END

Ronald Blandón opina que la combinación de la falta de crédito, las reformas tributarias y sociales y El Niño hacen que “el incremento de la producción y la competitividad ganadera se vean un poco inciertos”.

(Con colaboración de Manuel Bejarano)