• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La tesis de que el Estado necesitaba comprar al Banco Corporativo (Bancorp) para garantizar financiamiento a los productores, es rechazada por empresarios del agro, quienes señalan que ya existe el estatal Banco de Fomento a la Producción (BFP) y tiene una cartera de crédito de casi tres mil millones de córdobas.

Manuel Álvarez, expresidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), y también exdirectivo del BFP, dice que debido al “desarrollo fabuloso” que estaba teniendo esta entidad, se iba a convertir en un banco nacional, por lo que descalificó la necesidad del Estado de adquirir al Bancorp.

El pasado jueves, al aprobar la Asamblea Nacional la compra del Bancorp por el Estado nicaragüense, legisladores opositores señalaron que no se debió haber adquirido esta entidad, porque además de estar señalada por Estados Unidos, Nicaragua “ya tiene un banco estatal que atiende al sector productivo”.

El Banco de Fomento a la Producción ya atendiía a los pequeños productores. Archivo/END

Álvarez considera que el BFP ha jugado un buen papel y que lo sigue haciendo.

“En ese período (cuando Álvarez fue directivo) se hizo un buen trabajo y yo creo que el banco lo sigue haciendo, que es apoyar a los medianos y pequeños productores”, aseveró el productor.

Añadió que con los fondos del Produzcamos se apoyaba a las cooperativas y a los pequeños productores que no son financiados por los bancos comerciales del país ni las microfinancieras.

Esos agricultores, según Álvarez, son aquellos que solo cuentan con dos a cinco manzanas de tierra.

Álvarez fue parte del comité de créditos del BFP. “En esa época se pensaba y se creía que (el BFP) se iba a convertir en el banco nacional. Era una propuesta interesante, que se volviera el banco nacional, cuando tenía un desarrollo fabuloso, pero no se concretó”, recordó el expresidente de Upanic.

El politólogo y negociador en el Diálogo Nacional, Carlos Tünnermann, opinó este viernes que la compra del Bancorp “va a perjudicar a todo el Estado y al pueblo nicaragüense”.

El Bancorp pasará a ser del Estado. Cortesía/END

Este es un banco que financieramente está muerto. Es un banco que está sancionado. En consecuencia el argumento de que Nicaragua necesitaba un banco del Estado no vale, porque ya tenemos el Banco Produzcamos, que es un banco del Estado”, dijo Tünnermann.

CARTERA CRECIÓ

La diputada Azucena Castillo, también exdirectiva del Banco Produzcamos, opinó: “Yo creo que el Produzcamos ha tenido una actuación prudente, modernizada y ajustado a una visión enfocada en el desarrollo de la productividad en Nicaragua. No solamente en el sector agropecuario, sino a otros aspectos, como vivienda. Y también, como un banco de segundo piso ha venido apoyando a la banca a atender sectores donde generalmente no llegaba el financiamiento”, aseveró Castillo.

Por su parte, el diputado Alfredo César recordó que el BFP surgió hace unos años con el propósito de que hubiera un banco estatal que atendiera sobre todo al sector productivo del campo.

César señaló que el BFP “agarró velocidad en los últimos dos o tres años”.

“Se iba expandiendo muy bien. Los resultados son muy favorables, con una cartera sana, y resolviendo todos los problemas tradicionales que tienen los bancos estatales”, opinó el legislador.

Según los estados financieros del BFP, en diciembre de 2017 la cartera de crédito neta de esa entidad alcanzó los 3,103 millones de córdobas, 1,238.5 millones más que en 2016.

Es decir que la cartera de crédito de esa entidad creció más de 66% en 2017.

Los diputados aprobaron que el Estado compre el Bancorp. Archivo/END

Sin embargo, en el más reciente estado financiero de este banco la cartera de crédito descendió a C$2,919 millones.

La exministra de Fomento, Industria y Comercio y exgerente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, Azucena Castillo, considera que hay que preservar el Banco Produzcamos y fortalecerlo, como banco nacional.

“No vale la pena convertir en un gran banco nacional a una entidad que viene arrastrando toda una tendencia de mala reputación”, dijo en alusión al Bancorp.

Castillo sostuvo que el Banco Produzcamos ha sabido manejar con transparencia los fondos.

“Su origen de fondos está bien claro y el manejo de los mismos está bien normado, y están cumpliendo con las diligencias de quiénes llegan a solicitar préstamos y de dónde se reciben los fondos”, explicó.

Según César, “la exposición de motivos de la ley que autorizó al Estado a comprar Bancorp dice erróneamente que el Estado no tiene un banco para atender al sector productivo”, pero “sí existe un banco del Estado que está atendiendo a productores”.

Además, indicó que con la compra de Bancorp por parte del Estado de Nicaragua se corre el riesgo de que las sanciones de Estados Unidos se apliquen directamente al país.

“En vez de crear otro banco, lo más lógico hubiera sido que Produzcamos comprara la cartera de crédito Bancorp”, aseveró el legislador.

En su opinión, las sanciones del país norteamericano a Bancorp afectan a los dueños del banco, no a sus clientes.