•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Nicaragua cerró el 2017 con 35,055 empleadores inscritos en el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS). Pero un año después, en diciembre de 2018, la cifra descendió a 32,133 empleadores, es decir, 2,922 menos.

Según el Anuario Estadístico 2018 del INSS, los empleadores del régimen obligatorio del Seguro Social iban aumentando en los primeros meses del año.

Entre enero y abril de 2018, antes de la crisis sociopolítica del país, se sumaron 1,892 nuevos empleadores a los registros de la entidad. Pero de mayo a diciembre del mismo año se retiraron 4,814 empleadores.

En abril del año pasado, el INSS alcanzó la cifra más alta de empleadores registrados en el régimen obligatorio del sistema de Seguridad Social nicaragüense: 36,947.

La crisis sociopolítica, que ya tiene más de 10 meses, inició el 18 de abril.

Los meses de 2018 en que más empleadores se retiraron del INSS fueron mayo, junio y julio: con 722, 1,609 y 1,267, respectivamente.

Además, en los últimos dos meses del año pasado se continuaron retirando los empleadores del sistema de Seguridad Social. En noviembre se registraron 133 empleadores menos (con respecto a octubre) y en diciembre, 453 menos (con respecto a noviembre).

RÉGIMEN INTEGRAL

Los empleadores activos en el Seguro Social se dividen entre los que están dentro del régimen integral y los que están en el de invalidez, vejez y muerte, y de riesgos profesionales (IVM-RP).

En el régimen integral, en diciembre de 2017, había 33,162 empleadores, cifra que descendió a 30,517 en diciembre del año pasado, es decir 2,645 empleadores menos.

En ese régimen, entre mayo y diciembre de 2018 se perdieron 4,631 empleadores.

Mientras tanto, en los regímenes de invalidez, vejez y muerte y de riesgos profesionales (IVM-RP) se perdieron 277 empleadores durante todo el 2018.

Por actividad económica, el comercio al por mayor y al menor fueron los que más empleadores registrados al INSS perdieron en el 2018.

Al comparar los registros de diciembre de 2017 con los del mismo mes de 2018 del Anuario de cada año, 636 empleadores del sector comercio salieron del sistema de Seguridad Social.

Les siguen muy de cerca los “hogares privados con servicios domésticos”, con 612 empleadores menos.

La actividad de hoteles y restaurantes perdió 329 empleadores en el régimen obligatorio del Seguro Social en 2018.

La industria manufacturera, la construcción, transporte, almacenamiento y comunicaciones; y el sector inmobiliario y de alquiler, perdieron más de 200 empleadores cada uno.

En Managua fue donde el INSS perdió más empleadores en 2018: 1,615, según el Anuario Estadístico de la entidad.

En León y Granada la entidad perdió más de 200 empleadores; y en Matagalpa y Rivas, 166 y 193, respectivamente.

Golpe a las finanzas del INSS

El economista y exdirector de la Dirección General de Ingresos, Róger Arteaga, opinó que la pérdida de empleadores del Seguro Social representa un golpe tanto para las finanzas del INSS, como para los objetivos del Gobierno de aumentar la recaudación de impuestos.

Arteaga aseguró que hay menos empresas que van a generar impuestos y producir empleos.

“Entonces se afecta al Seguro y a la recaudación de impuestos”, indicó el economista.

Arteaga dijo que si no se resuelve la crisis sociopolítica del país, el problema se va a profundizar.

“El Fondo Monetario Internacional ya había advertido de la corta vida que tiene el INSS, si no se corrigen sus finanzas”, señaló.

Para tratar de salvar las finanzas del INSS, el Gobierno aplicó una reforma al Seguro Social el 16 de abril del año pasado, que dos días después hizo estallar la crisis sociopolítica que aún vive Nicaragua.

El Gobierno revocó esa reforma, al ver que se profundizaba la crisis, pero este año la retomó y decretó.

Esas reformas incrementaron el aporte de los trabajadores del 6.25% al 7% y el de los empleadores del 19% al 21.5% para las empresas con menos de 50 trabajadores; y 22.5% para las empresa con 50 trabajadores o más.

Asimismo, según los expertos en Seguridad Social, las reformas reducen en promedio en un 35% las pensiones de los nuevos jubilados

Menos asegurados

Arteaga también recordó que miles de trabajadores salieron del sistema de Seguridad Social, porque muchas empresas que han tenido que ajustar sus estructuras de costos han recurrido al despido de algunos de sus trabajadores y las inversiones se han detenido en el país.

“Sin inversiones no hay forma de emplear a más personas y registrarlas en el INSS”, dijo.

Entre diciembre de 2017 y diciembre del año pasado, 157,923 trabajadores dejaron de ser asegurados. Los trabajadores afiliados al INSS habían ascendido a 913,797 al finalizar el 2017, pero descendió hasta 755,874 en diciembre del año pasado.

El sector comercio fue el que más trabajadores formales perdió el año pasado: con 69,318 asegurados menos; seguido por el sector de “servicios comunales, sociales y personales”, del que salieron 36,590 afiliados del INSS.

Además, el sector financiero perdió 16,266 trabajadores formales; en los sectores agropecuario, silvicultura, caza y pesca se perdieron 10,040 asegurados; y en la construcción, 11,604.

El 2018 fue un año marcado por la crisis sociopolítica, que luego, según el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) y la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), se convirtió además en una crisis económica que ha provocado el desempleo de miles de nicaragüenses.