• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

De 157,923 asegurados que salieron de los registros del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) el año pasado, 25,881 corresponden a trabajadoras y trabajadores de los “hogares con servicios domésticos”, según el Anuario Estadístico 2018 de esa entidad.

Según el documento, colgado recientemente en el sitio web del INSS, en diciembre de 2017 habían registrados 46,378 asegurados en la categoría de “Hogares privados con servicio doméstico”, mientras que en diciembre de 2018 esa cantidad disminuyó a 20,497.

En contraste, durante todo el año solo se afiliaron por 2,263 nuevos trabajadores del hogar.

El INSS terminó con 755,874 asegurados en 2018. Archivo/END

Un economista, que pidió no revelar su identidad, señaló que en los últimos años se había puesto mucho esfuerzo en afiliar a las trabajadoras del hogar en el sistema de seguro social; y explicó que, aunque también hay varones que prestan servicios domésticos, la mayoría de ese conglomerado de empleados del hogar en el país son mujeres.

De acuerdo con los registros históricos del INSS, en el 2015 la afiliación de trabajadoras y trabajadores del hogar experimentó un crecimiento de 418%, al pasar de 5,131 asegurados (en 2014) a 26,591 (en 2015).

El siguiente año, tuvo un crecimiento de 61%, al alcanzar los 42,918 asegurados.

A finales de 2017, los trabajadores y trabajadoras domésticas aseguradas habían llegado a 46,378, un 8% más que en 2016.

Pero la crisis sociopolítica del país provocó una caída del empleo formal en casi todas las actividades económicas del país, totalizando 157,923 asegurados menos en un año.

La actividad más afectada fue la de “Comercio al por mayor y al por menor”, en la que se registró la pérdida de casi 60,000 asegurados.

En las actividades inmobiliarias y de alquiler se registró la pérdida de más de 12,800 asegurados y en la construcción, de 11,600.

El INSS terminó con 755,874 asegurados en 2018. Archivo/END

Al finalizar el 2018, un año marcado por la crisis sociopolítica que inició el 18 de abril, el INSS terminó con 755,874 asegurados, de 913,797 que había en 2017.

Menos empleadores

El Nuevo Diario informó este domingo que el sistema de seguridad social perdió 2,922 empleadores durante el 2018, de los cuales 636 pertenecían al sector comercio y 612 al de hogares privados con servicios domésticos.

Entre enero y abril de 2018, antes que empezara la crisis sociopolítica del país, se habían sumado 1,892 nuevos empleadores a los registros de la entidad. Pero de mayo a diciembre del mismo año se retiraron 4,814 empleadores.

En diciembre del año pasado, el INSS ya solo tenía 32,133 empleadores, de 35,055 que registró en diciembre de 2017.