•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

De 140,995 nicaragüenses que salieron del sistema de seguridad social entre marzo y diciembre, 53,845 (38.2%) eran asegurados en el régimen facultativo.

Estos afiliados al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) bajo el régimen facultativo optaron por salir de este esquema entre marzo y diciembre de 2018, precisa el Anuario Estadístico 2018 del seguro social.

De esos desafiliados, 23,134 (42.96%) estaban bajo el régimen facultativo integral y 30,711 (57.04%) del facultativo por invalidez, vejez y muerte (IVM).

Al cierre de marzo, antes que iniciara la crisis sociopolítica en Nicaragua, el INSS tenía asegurados a 113,075 bajo el régimen facultativo; y con la crisis que inició el 18 de abril, estos bajaron a 59,230 al cierre de diciembre de 2018.

END

Sin embargo, la fuga de asegurados de este régimen inició antes de la crisis, porque en febrero y marzo 15,230 y 14,827 abandonaron el facultativo, respectivamente.

Más en abril

Desde que iniciaron las protestas y la respuesta represiva del Gobierno, los asegurados en el facultativo se redujeron de forma constante, y en abril se registró la mayor deserción, de 15,946 afiliados, indican las estadísticas.

Previo a la crisis, el INSS había prestado especial atención a la captación de trabajadores por cuenta propia, y había realizado convenios con instituciones financieras para que fungieran como agentes recaudadores del pago del seguro facultativo.

Producto de esas gestiones, la cantidad de afiliados al facultativo aumentó a tasas altas. En 2015 logró un aumento del 97.5%, al pasar de 49,588 a 97,942 trabajadores entre 2014 y 2015.

En 2017 el crecimiento se desaceleró y solo creció 4.58% al pasar de 148,345 afiliados al facultativo en 2016 a 155,134 en 2017. Luego, durante el 2018 se registró una caída de 61.82%, según los datos oficiales.

Mayor informalidad 

Producto de las reformas al Reglamento de la Ley de Seguridad Social, bajo el Decreto Presidencial 06-2019 publicado en La Gaceta y que entraron en vigencia el 1 de febrero de este año, la tasa de contribución del régimen facultativo integral pasó de 18.25% del salario al 22.25%, mientras que en el caso del facultativo IVM se trasladó del 10% al 14%.

Este incremento de la tasa de cotización puede incidir en la decisión de estos trabajadores para retornar a la informalidad, explica la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides).

END

“Para el seguro facultativo existirá un importante incentivo para hacer una transición de regreso hacia el sector informal y así evitar seguir pagando el seguro. Por el lado del INSS, por lo tanto, las consecuencias serán también negativas, pues seguirán perdiendo asegurados con el consiguiente pago del seguro. Esto reducirá el impacto neto de la reforma para el INSS”, explicó el organismo.

Al mismo tiempo, Funides considera que el aumento de la tasa de cotización en el caso de los afiliados bajo el régimen obligatorio tendrá un efecto sobre las decisiones de mantener o no el número de empleados en una empresa y señala que la “evidencia empírica demuestra que aumentos de la tasa de contribución ocasionan una reducción del empleo, principalmente en un contexto de recesión”.

Instalaciones del INSS. Archivo/END

¿Qué es?

El seguro facultativo es la alternativa para los trabajadores independientes en el país y para nicaragüenses que radican en el exterior que no están activos al régimen obligatorio. Con el seguro facultativo, las personas pueden recibir beneficios médicos y pensiones de vejez, viudez, orfandad e invalidez, y subsidio de funeral para el asegurado. El régimen facultativo no tiene cobertura de riesgo laboral.

Existen dos modalidades del régimen facultativo: El Integral y el de IVM. El primero brinda a los afiliados beneficios de corto, mediano y largo plazo, como las prestaciones de salud: Seguro de Enfermedad y Maternidad; y  pensiones. En cambio, el segundo únicamente respalda al asegurado a través de las pensiones.

El rango de edad para afiliarse a la seguridad social mediante este régimen está entre 15 y 55 años de edad, que tengan ingresos mensuales entre los C$5,930.46 y los C$88,005.78.