•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Sin fecha de reapertura y con un futuro incierto, permanece desde el pasado 20 de diciembre del 2018, la gasolinera Uno, en Rivas, tras verse  afectada con una suspensión de operaciones, que emitió  en su contra  el Instituto Nicaragüense de  Energía, (INE).

La gasolinera rivense comercializaba mensualmente entre 100,000 y  120,000 galones de combustible y el 20 de diciembre a las 10: 00 de la mañana, técnicos de INE que llegaron a realizar una inspección detectaron presuntas anomalías  y determinaron cerrar la estación de servicio.  Ese mismo día  también fueron clausuradas otras 5 estaciones de servicio localizadas en Managua, León y Chinandega.

Dos de los nueve bomberos, que laboraban en esta gasolinera,  confirmaron,  bajo la condición de anonimato   que todos se vieron obligados a renunciar para ir   en busca de un nuevo empleo, “ya que tras dos meses del cierre no se percibía un ambiente de reapertura y tenemos familias que mantener”, detalló uno de los ex trabajadores.Los transportistas encuentran cerrados los surtidores de la estación Uno de Rivas. Lésber Quintero/ END

MÁS EMPLADOS  PODRÍAN SER DESPEDIDOS

Su amigo también   afirmó que el ambiente laboral para otros 13   trabajadores que brindan atención al cliente en la tienda de la gasolinera,  es tenso, debido a que temen que el cierre  se extienda a esta área.

Muchos conductores rivenses  aducen que el cierre indefinido de la estación de servicio,  les ha creado inconvenientes a la hora de ir  a comprar combustible en las otras dos gasolineras que están brindando el servicio en el  sector de la rotonda de Rivas, ya que según ellos constantemente se aglomeran vehículos y motos y sufren retrasos.

Uno de los que afirma  ser  afectado por el cierre de la gasolinera, es el  empresario Martin Montiel, quien refiere que a diario compra 60 galones de combustible   para poder hacer los recorridos de los vehículos de su empresa dedica a la elaboración de artículos de vidrio.

“Con el cierre de la gasolinera, las otras dos estaciones de servicio que están en el sector de la rotonda se ven recargadas de vehículos y motocicletas  y esto ocasiona retrasos de hasta 20 y 30  minutos  y en horas pico  se   obstruye el tráfico sobre todo después de las 5:00 pm”, explicó Montiel.

A su criterio en Managua y León no se percibe la afectación del cierre de gasolineras, porque se dispone de suficiente estaciones de servicio y de instalaciones modernas y de mayor capacidad de atención.

FILAS EN OTRAS ESTACIONES

El comerciante Luis Armando Meléndez, aseguró que  le ha tocado esperar  hasta 30 minutos, para poder reabastecerse de combustible y que lo más estresante es ir en la fila y encontrarse con una camioneta o camión que llevan bidones y barriles a rellenar de gasolina y diésel “y esto ocasiona más retraso  y el factor tiempo es vital y por eso creo que deben abrir otra gasolinera para evitar inconvenientes”, explicó.El cierre de la gasolinera Uno provoca colas en otras estaciones de servicio. LESBER/ QUINTERO
Según el motociclista Ronnier José Balmaceda, en las filas que surgen en horas pico, muchos pierden la paciencia y aduce que hasta se han escenificado acaloradas discusiones entre los clientes, y que algunos bomberos también son insultados, tras ser señalados de no respetar el orden en que avanzan los usuarios.