•   Washington D.C, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, renovó el miércoles su confianza en el plan económico que impulsa el presidente Mauricio Macri en Argentina, el cual respalda con un multimillonario préstamo a tres años otorgado el año pasado.

Lagarde elogió a las autoridades argentinas por "promover su plan de estabilización económica y brindar protección social a los pobres y vulnerables", según una declaración emitida tras reunirse en Washington con el ministro de Economía de Argentina, Nicolás Dujovne.

"La implementación sólida y continua del programa de reforma de las autoridades será crucial para sentar las bases de una economía estable y un crecimiento sostenible", dijo Lagarde, quien publicó en Twitter una foto junto al ministro, diciendo que habían tenido "una buena discusión" sobre los recientes desarrollos económicos en el país.

El espaldarazo de Lagarde al plan de Macri se produce en medio de fuertes críticas al mandatario en Argentina, sumida en una recesión, y antes de que el directorio del FMI apruebe un nuevo giro del préstamo de 56.000 millones de dólares.

En el marco del Acuerdo Stand-By de 36 meses, Argentina ya recibió más de 28.000 millones de dólares y espera en las próximas semanas un desembolso de otros 11.000 millones, la mitad de los aportes del Fondo previstos para 2019.

La fecha de reunión del directorio para aprobar esta cuarta transferencia no está aún definida, dijo a AFP un vocero del FMI.

Macri acudió en dos oportunidades al FMI el año pasado, en medio de una corrida cambiaria que terminó depreciando la moneda un 51%.

A cambio del préstamo total pactado con el FMI, el gobierno de Macri se comprometió a llevar adelante un plan de austeridad que le permita lograr el equilibrio fiscal en 2019.

Pero los números no se enderezan. Según cifras oficiales, la inflación acumula un 50% interanual, la pobreza crece, cierran fábricas y comercios y se perdieron casi 200.000 empleos.

El gobierno de Macri, de centro derecha, espera para este año una lenta recuperación que muestre una mejoría antes de las elecciones presidenciales del 27 de octubre, cuando se postulará a un segundo mandato.