•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El economista José Vélez Morgan explicó en una entrevista concedida a El Nuevo Diario que  la rapidez con que se logren los acuerdos políticos determinará la recuperación de la economía, que en el mejor de los escenarios, puede llevar hasta 4 años. De alargarse las negociaciones para solucionar la crisis política, el país podría requerir hasta una década para volver a la senda del crecimiento, considera.

¿En qué estado se encuentra la economía de Nicaragua hoy, al reiniciarse el diálogo?

La economía está dañada, al punto que han quedado prácticamente inexistentes sectores como el turismo y la venta de bienes inmuebles y bienes mayores como vehículos. Las casas y los autos están ahí, pero no hay perspectivas de que mejoren las ventas de futuro. Además, se está produciendo fuga de capitales. Este daño, provocado por la crisis, es como un derrame cerebral para la economía; estos daños son irreversibles por años. La memoria económica ha sido afectada.

De alcanzarse a un acuerdo político, ¿cuánto tiempo requeriría la recuperación  económica?

Si somos optimistas y si se logra un acuerdo a corto plazo, para que se reconstruya la confianza extranjera y que regrese el capital, tomaría unos cuatro años recuperarse del daño provocado por la crisis; en cambio, si esto no se resuelve ya, pensaría que en unos 10 años, siendo prudente.

Se ha dicho que la nica act agravaría la crisis. ¿un acuerdo político evitaría que el país sea afectado por esta ley estadounidense?

Antes de mencionar todas las sanciones, esa ley establece que el propósito es oponerse a que las instituciones financieras internacionales den préstamos al Gobierno de Nicaragua, a menos que el Gobierno esté tomando medidas efectivas para mantener elecciones libres, justas y transparentes, y para otros fines.  Ese párrafo significa que la puerta está abierta. Funciona como una caja fuerte de dos llaves, solo con una no se abre. Tanto las autoridades del Gobierno como los señores de la Alianza (Cívica) deben decir que estamos de acuerdo en que se cumplieron estas condiciones. Con esto destrabamos la Nica Act, aunque no resolvemos el daño inmediato a la economía; pero con esto respiramos, volvemos a tener presupuesto y credibilidad financiera.

La crisis ha deteriorado las calificaciones crediticias del país. ¿Qué efectos genera la nica act en el riesgo-país?

Las tres calificadoras, Moody’s, Standard&Poors y Fitch Ratings, todavía no han incluido la Nica Act en sus análisis, pero con la crisis han bajado las calificaciones. Antes de abril estábamos con una calificación junto a países como Grecia, Jamaica, Costa Rica, donde es riesgoso invertir, pero es tranquilo, tienen condiciones financieras atractivas, como la tasa de interés. Después de la crisis nos calificaron con países como Líbano, Irak y Pakistán, pasamos a una categoría de países con conflictos serios. Una vez que metan la Nica Act, vamos a estar a nivel de Mozambique y Venezuela, países de impago, es decir, que si vos metes un dólar ahí no vas a recuperar nada. Con la calificación actual nos metimos en problema, no nos compran los bonos. Se emitieron bonos en euros con una tasa de interés de 8% que es una súper oferta y nadie los compró.

economista José Vélez. Bismarck Picado/END

¿Cuán  rápido sería el efecto de la suspensión de la Nica Act en el restablecimiento de la confianza de los agentes económicos?

Es distinto, eso solo lo saben quienes sacaron su dinero del país. A los empresarios que tenían planes de construir un hotel aquí, hay que preguntarles cuándo volverían a creer en Nicaragua; ellos tienen la respuesta. Pero no creo que sea en seis meses o un año.

¿Qué pasaría si la ley continúa, si no se consolida un acuerdo?

La Nica Act ya está teniendo efectos. Si se prohíbe al Banco Mundial y al Banco Interamericano de Desarrollo (hacer o desembolsar préstamos), se paralizan los proyectos de inversión pública. En préstamos ya aprobados en Nicaragua, se nos fueron US$1,724 millones dirigidos a seguridad de la tierra, salud, educación e infraestructura vial que ya no podrán ejecutarse. Pueden venir otros países y prestar dinero, pero la Nica Act provocó daños. Los proyectos de inversión pública dependían de esos dos bancos fundamentalmente. La Nica Act tiene un daño mayor, y es que también le prohíbe al FMI destinarle recursos a Nicaragua. El FMI vendría en nuestro rescate si existe consenso y no hay problema, como lo está haciendo en Ecuador a través de un préstamo grande porque en ese país hay consenso. Por el momento, nuestra capacidad de pago de la deuda externa ya está deteriorada y no tiene forma de encontrar salvación.

¿Es una razón más para justificar que la salida política debe efectuarse pronto?

Nuestro reto es llegar a un consenso político, el mundo financiero espera ese consenso político, que se cumplan las recomendaciones de los organismos internacionales, que dan recomendaciones bien concretas sobre derechos humanos. Es la primera salida.

El gobierno implementó reformas fiscales, supuestamente para recuperar la economía. ¿Cuál es su opinión?

La Nica Act, que es una sanción tan fuerte, hace tanto daño como la misma reforma tributaria. Son brutales. La reforma tributaria tiene el efecto de una sanción económica. Son más pesos sobre nuestras espaldas, en momentos que ya estamos prácticamente desempleados y los empresarios no están generando ingresos. No vamos a poder soportar tanto peso.

¿Cómo se pueden financiar las estrategias para la recuperación económica?

La bondad de todo esto, es que Nicaragua se posicionó otra vez como un país que necesita ayuda, apoyo técnico, cooperación. En algún momento, cuando se llegue a un consenso, sí va a haber un proceso de reconstrucción. No es como que me des US$100,000 y al día siguiente se resuelve el problema.

economista José Vélez. Bismarck Picado/END

Tras un acuerdo político, ¿cuál es el primer paso en materia económica que debería realizar el gobierno?

El primer paso lo puede dar el Gobierno el próximo lunes: derogar la reforma tributaria. Eso es quitarles peso a todos los actores económicos que no soportan más. Las consecuencias ya se sienten, pero van a producir desempleo, que no se siente ahorita; los empresarios miden y van a tener que contemplar más despidos el próximo mes. El segundo paso es seguir en la misma línea de alcanzar consensos para sacarnos de encima la Nica Act.

¿Quién es? 

José Vélez Morgan .Analista en Inteligencia Económica y consultor en temas de cooperación extranjera. Posee un máster en Banca y Servicios Financieros de la Universidad de Hamburgo, Alemania.