•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Tres de los cinco bancos centrales de Centroamérica publican sus estadísticas de Reservas Internacionales diariamente.

Antes eran cuatro países de la región los que actualizaban diario sus indicadores, pero el Banco Central de Nicaragua (BCN) lo dejó de hacer cuando comenzaron a disminuir las Reservas Internacionales, durante la crisis sociopolítica iniciada en abril.

Por lo que se puede ver en el sitio web del BCN, hasta el 21 de marzo de 2019 Nicaragua acumuló 80 días de retraso en la publicación de los indicadores diarios de reservas, ya que el dato más reciente corresponde al 31 de diciembre de 2018.

Desde que inició la crisis, el pasado 18 de abril, hasta el 31 de diciembre de 2018, el país perdió US$872 millones en Rerservas Internacoinales Netas (RIN). Archivo/ END

Además del retraso de los indicadores diarios, los informes mensuales también se han retrasado. No se ha publicado todavía el Informe Monetario de enero y febrero que debieron salir el 20 de febrero y 20 el de marzo, respectivamente, según indica el Calendario de Divulgación de Estadísticas Económicas.

Otras estadísticas relacionadas con las Reservas Internacionales también están rezagadas, como los Activos oficiales de reserva, que se publican el día seis de cada mes; la Planilla de Reservas Internacionales y Liquidez en moneda extranjera, que se debe divulgar el 11 de cada mes y las Variaciones de las reservas internacionales, los 15 de cada mes, de la cual solo está pendiente de publicar el dato correspondiente a febrero.

Al finalizar 2018, Nicaragua tenía US$2,039 millones en Reservas Internacionales Netas (RIN). Desde que inició la crisis, el pasado 18 de abril, hasta el 31 de diciembre de 2018, el país perdió US$872 millones en RIN.

EN LA REGIÓN

Guatemala y Costa Rica cuentan con dos series estadísticas de RIN, una mensual y una diaria. En esos dos países, al 22 de marzo de este año la serie diaria estaba actualizada al 20 de marzo, es decir, el rezago solo era de un día.

Hasta esa fecha, Guatemala acumulaba US$12,681 millones y Costa Rica US$7,655 millones, según los respectivos bancos centrales.

El Banco Central de Nicaragua (BCN) dejó de actualizar sus indicadores  hacer cuando comenzaron a disminuir las Reservas Internacionales Netas (RIN). Archivo/ END

Las estadísticas actualizadas de RIN divulgadas por el Banco Central de Honduras (BCH) son del 14 de marzo de este año, es decir, siete días de retraso. Hasta esa fecha, las RIN de Honduras eran de US$4,845 millones.

El Salvador solo tiene cifras mensuales de las RIN. Los datos a febrero señalan que el país tenía US$3,615.3 millones, de acuerdo con las cifras del Banco Central de Reservas de ese país.

¿POR QUÉ SON IMPORTANTES?

El BCN define a las Reservas Internacionales Brutas (RIB) como “activos externos que están a disposición inmediata y bajo el control de la autoridad monetaria, con el objetivo de financiar directamente desequilibrios en los pagos de deuda externa, regular indirectamente la magnitud de los desequilibrios en la balanza de pagos mediante la intervención en los mercados cambiarios, a fin de influir en el tipo de cambio y otros fines”.

En tanto, las Reservas Internacionales Netas (RIN) excluyen los pasivos de corto plazo o pasivos de reserva.

El economista José Vélez expuso a El Nuevo Diario que la falta de estadísticas sobre las reservas internacionales genera mayor incertidumbre en la ciudadanía y los agentes económicos.

“Nuestras reservas se han disminuido, de tal forma que ni siquiera publican cuánto son las reservas. Esas estadísticas tienen que publicarse los días que corresponde y nosotros solo podemos saber las que estaban al final del año pasado”, señaló.

Antes de la crisis sociopolítica del país, el Fondo Monetario Internacional (FMI) sugirió a Nicaragua fortalecer las reservas por los riesgos que significaban para la economía nicaragüense la reducción de la cooperación venezolana y, en ese entonces, la posible aprobación de la Nica Act, Ley de Derechos Humanos y Anticorrupción, aprobada en diciembre pasado en el Congreso de Estados Unidos.

“Las reservas externas y las reservas financieras deberían reforzarse. Teniendo en cuenta el régimen cambiario, sería recomendable contar con una posición de reservas más sólida para alcanzar el rango de suficiencia sugerido por el FMI”, expuso el FMI en el informe sobre la Consulta al Artículo IV de 2017.

En esa ocasión, el FMI recomendó al BCN que siguiera “mejorando la calidad de los datos y el alcance de las estadísticas macroeconómicas… y redoblar esfuerzos para afianzar las estadísticas básicas, completar el cambio de base de las cuentas nacionales y mejorar la calidad de los datos mediante la aplicación de las metodologías de compilación del FMI”.