•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Pese a sus beneficios, el seguro facultativo perdió 95,904 cotizantes en el 2018 y podría seguir perdiendo miles de cotizantes más en el 2019, tanto por la crisis económica como por el impacto de las reformas a la seguridad social de enero, según la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides).

De acuerdo con el Anuario Estadístico del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) a diciembre de 2018 quedaron 59,230 personas dentro del seguro facultativo, después que en diciembre de 2017 eran 155,134.

Reynaldo Murillo Valverde, coordinador de la maestría en Derecho Laboral y de Seguridad Social de la Universidad Católica (Unica), explicó que el seguro facultativo se puede adquirir tanto en la modalidad de seguro de invalidez, vejez y muerte, como en la de seguro integral.

En el caso del seguro facultativo modalidad IVM, antes la cotización era de 10%, pero con las reformas subió al 14%.   Archivo/END

Según el Anuario Estadístico 2018 del INSS, a diciembre de 2018 había 39,157 personas con seguro facultativo en el régimen IVM y 20,073 en el régimen integral.

Murillo Valverde, quien además es juez suplente séptimo del Distrito del Trabajo y de la Seguridad Social, señaló que el seguro facultativo integral tiene múltiples beneficios: “Por ejemplo, si el asegurado tiene hijos menores, durante el período que esté asegurado, perfectamente pueden recibir atención médica-quirúrgica hasta los 12 años. El asegurado también puede recibir ese tipo de atención. Además tienen derecho a pensión de vejez, una vez que tengan 750 semanas cotizadas y los 60 años cumplidos”, explicó.

El experto en seguridad social dijo que las personas que tienen seguro facultativo también “pueden tener derecho a una pensión de vejez reducida, si tienen entre las 250 y las 750 semanas cotizadas”.

END

Agregó que también pueden tener derecho a una pensión de viudez y orfandad y que la esposa o compañera de vida también puede recibir atención posnatal, asistencia de parto y lactancia.

Señaló que también es desconocido para la mayoría de la gente el beneficio de un subsidio funeral para el asegurado, en caso de que muera.

¿Por qué salieron tantas personas?

“Yo creo que el tema del seguro facultativo en principio es el costo. El tema está en que normalmente se toma en cuenta el salario mínimo de la persona y si nos vamos al monto que debería pagar, antes de la reforma para la modalidad integral, la cotización era del 18.5%, pero subió cuatro puntos porcentuales (hasta 22.5%) y como es un seguro facultativo no obligatorio, entonces no es tan barato de cierta forma”, aseveró Murillo.

En el caso del seguro facultativo modalidad IVM, antes la cotización era de 10%, pero con las reformas subió al 14%. 

“Evidentemente, eso hace que la gente a veces no tome el seguro facultativo porque no tiene los recursos suficientes para poder optar a ello. Aunque, a mi parecer, siempre tiene ventajas. A pesar del monto que se tenga que pagar, todo el mundo debería hacer el esfuerzo de pagar un seguro, tomando en cuenta todos los beneficios que podría tener. Ahora, imaginémonos que el asegurado podría tener una enfermedad grave, que urja tratamiento para el cáncer o una simple hospitalización. Con solo esa atención médica uno se ahorra dinero y no va a un hospital público. Entonces, de cierta forma sí tiene beneficios”, subrayó el experto en seguridad social.

Experiencia positiva

Fidelina Castillo, una nicaragüense dedicada a la costura, decidió pagar el seguro facultativo en el 2014, sin saber que en el 2016 sería diagnosticada con cáncer de mama.

“Ahí nomás entré al programa de oncología a hacer todas las gestiones. Me operaron primero y después me mandaron a las radiaciones”, contó. Ese tratamiento se lo hizo en El Salvador por medio del seguro facultativo.

A la fecha, la mujer sigue recibiendo tratamiento por medio del seguro facultativo. “Yo sigo tomando diario una pastilla que me la da el seguro. Ya llevo un año y la tomaré por cinco años. Si Dios me lo permite, me la seguiré tomando y todos mis chequeos y monitoreos me los cubre el seguro”, expresó Castillo.

De acuerdo con el Anuario Estadístico del INSS, en el 2018 de 1,423 asegurados que ingresaron al Programa de Atención Integral Oncológica, 140 eran cotizantes del seguro facultativo.

A diciembre de 2018 había 39,157 personas con seguro facultativo en el régimen IVM. Archivo/END

El encargado de las maestrías de Derecho Procesal del Trabajo y de Seguridad Social de la Unica dijo que es lógico pensar que la crisis económica hará que muchas personas se retiren del seguro facultativo, porque no podrán seguir pagándolo.

“Igualmente, hay una gran competencia en la calle porque hay una gran cantidad de desempleados y eso hará que más personas busquen cómo trabajar en el sector informal y disminuyan los ingresos de las personas que tienen seguro facultativo y que estas dejen de pagar”, opinó Murillo.

Para este experto en seguridad social, había sido un logro en el país hacer que miles de personas tuvieran seguro facultativo y lo que se debería hacer es trabajar para que esa gente vuelva a confiar y vuelva a registrarse, una vez que la situación del país mejore. 

“Una vez que la gente pueda tener la capacidad, yo estoy seguro que regresarían al seguro facultativo porque al final tiene muchos beneficios, lo que hay es bastante desconocimiento”, comentó Murillo Valverde.

Impacto de las reformas

En el 2018, según las estadísticas del INSS se perdieron más de 157,900 asegurados, es decir, un 17% de los que había en diciembre de 2017.

END

Según Funides, en el 2019 se podrían perder unos 143,000 cotizantes más, entre los que estarían miles que pagan el seguro facultativo.

“Seis de cada 10 asegurados que estaban inscritos en el seguro facultativo salieron el año pasado... El seguro facultativo es muy sensible”, describieron economistas de Funides, quienes añadieron que en ese tipo de seguro se sentirá más fuerte el impacto de las reformas.