•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea (conocido como AdA), del cual es miembro Nicaragua, permite que bienes como automóviles, productos farmacéuticos, equipos y maquinaria eléctrica, entre otros, ingresen al país libres de aranceles.

Sin embargo, si Nicaragua fuera expulsada de ese acuerdo, el costo de importación incrementaría, coinciden especialistas, quienes señalan que sería un fuerte golpe en el proceso de tecnificación de la producción del país.

Las estadísticas oficiales, publicadas por el Banco Central de Nicaragua (BCN), indican que este país invirtió unos US$62 millones en bienes de capital para la industria, provenientes de países de la Unión Europea, en el período de enero a noviembre de 2018.

Además, el 5% del gasto en la compra de materia prima y productos intermedios para el sector industrial (es decir, US$34.37 millones) se hizo en productos procedentes de la UE.

Asimismo, Nicaragua importó bienes de consumo no duradero desde los países de la UE, por un monto de US$79 millones.  

El país también demanda de la zona europea materia prima y maquinaria de uso agropecuario y materiales de construcción.

Según la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), la UE liberó el 91% de las todas las líneas arancelarias para las exportaciones de Centroamérica, inmediatamente después de la entrada en vigor del AdA. A su vez, el istmo lo hizo para el 47.9% de las líneas arancelarias, procedentes de Europa, y el restante lo liberaría en un plazo entre 5 y 10 años. Una pequeña cantidad de productos (1%) sería exonerada después de 15 años.

La diputada y miembro de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional, Azucena castillo, expresó que si Nicaragua sale de este acuerdo impactaría en la tecnificación y el desarrollo del país, pues entre los productos libres de aranceles están maquinarias y equipos de los sectores productivos.

“El AdA tiene beneficios en dos vías. Nosotros entramos a Europa con más del 90% de todos nuestros productos libre de arancel. A ellos (UE) se les dio una preferencia también, obviamente no de esa magnitud, pero sí para la importación de vehículos, maquinaria, tecnología, comunicaciones y eso nos sirve para capitalizar y desarrollar el país. Eso tendría ya su costo si salimos”, dijo Castillo.

Dean García, director ejecutivo de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y de Confección y experto en comercio exterior, explicó que el AdA tiene cláusula de democracia y derechos humanos, que faculta a la comisión del acuerdo a suspender los beneficios arancelarios para el país que esté incumpliendo.

García admitió que Nicaragua también se vería afectada por el lado de las importaciones, si al final llega a salir de ese acuerdo.

El centro de pensamiento, Funides, destacó que el consumidor final se vería afectado, ya que productos farmacéuticos que actualmente se encuentran libres de aranceles pasarían a pagarlos si el país queda fuera del AdA.

END

“Por el lado del consumidor, también se tendría una afectación, ya que las importaciones provenientes de la UE se encarecerían. Por ejemplo, según el Atlas de Complejidad Económica, las importaciones de Nicaragua provenientes de Alemania en 2017 (US$120 millones) eran en su mayoría equipos y maquinaria eléctrica, productos químicos (principalmente medicamentos) y plásticos. Todos ellos están entrando al país con arancel cero en el presente y su costo aumentaría considerablemente con la expulsión del AdA”, refirió Funides.

Alemania es el principal proveedor de productos de Nicaragua en la UE.

Medicinas

De acuerdo con el Atlas de Complejidad Económica, Nicaragua importó en 2017 medicinas envasadas de diferentes partes de la UE. De Alemania compró ese producto por un valor de US$13.4 millones; de España, US$17 millones; de Francia, US$5.38 millones; de Reino Unido, US$2.2 millones y de Italia, US$2 millones.

El mismo sitio señala que el país compra a la UE otros productos como pesticidas, transformadores eléctricos, maquinaria industrial de preparación de alimentos, tractores, vehículos, productos para el cabello, perfumería, molinos y licores.

Azucena Castillo opinó que la salida de Nicaragua del AdA vendría a perjudicar aún más a Nicaragua, cuya economía se ha deteriorado en los más de 11 meses de crisis y como producto de las medidas económicas adoptadas por el Gobierno como la adquisición del Bancorp, la reforma fiscal y a la seguridad social.

“Tenemos la situación actual con una recesión agudizándose, según explican los expertos, y eso que nuestros socios comerciales no han efectuado una acción directa aún”, señaló Castillo.