•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La canasta básica, de 53 productos, bajó de precio en febrero, según el Banco Central de Nicaragua, afirmando que pasó de C$13,500.85 en enero a C$13,414.69 en el segundo mes del año. Es decir que, según la entidad, experimentó una disminución de 86.16 córdobas.

Según los datos del BCN, a pesar de esa disminución en el valor total de la cesta de productos básicos, varios productos importantes en los hogares nicaragüenses sí subieron de precio en febrero ¿Cuáles son?

El azúcar, cuya porción mensual en la canasta básica es de 30 libras, para una familia de seis personas, sufrió un incremento de tres córdobas; la carne de aves (8 libras mensuales) subió 1.04 córdobas; el pescado (9 libras al mes) aumentó 3.42 córdobas; la leche fluida (30 litros), 7.20 córdobas; y el queso seco (9 libras, la porción para el núcleo familiar), subió 17.55 córdobas.

Además, en la categoría de alimentos, las pastas alimenticias (5 libras mensuales), aumentaron 2.60 córdobas; el plátano verde (con una porción de 16 libras), sufrió un incremento de 6.24 córdobas; y la naranja (46 libras), subió 17.94 córdobas.

En esos ocho productos se registró un alza de 59 córdobas en febrero.

Los productos alimenticios son los que más peso tienen en la canasta básica de Nicaragua. En febrero, estos costaron en total 8,822.85 córdobas, pero según el BCN tuvieron una baja de 113.03 córdobas, con respecto al valor que tenían en enero pasado.

Según el BCN, los bienes que más aumento registraron en febrero fueron los de vestuario: 21.16 córdobas. Archivo/END

Al hacer los cálculos, 15 productos alimenticios reflejan una disminución en su precio. Por ejemplo, la tortilla (con una porción de 57 libras al mes) registró un descenso de 13.68 córdobas.

Productos del hogar y vestuario más caros

El Banco Central admitió que los productos de uso para el hogar, que tuvieron un costo de 2,924.47 córdobas en febrero último, registraron un incremento de precios de casi seis córdobas.

El jabón para lavar (12.6 unidades mensuales) y el detergente (bolsitas de 40 gramos) aumentaron 0.75 y 3.36 córdobas.

Los fósforos (10.9 cajitas de 40 cerrillos), las escobas (1.2 unidades) y el papel higiénico (10.7 rollos) tuvieron una alza de 0.76, 1.35 y 0.32 córdobas, respectivamente, de acuerdo con los datos publicados por la entidad.

Las toallas sanitarias y los cepillos dentales también subieron alrededor de cincuenta centavos de córdobas.

Los productos alimenticios son los que más peso tienen en la canasta básica de Nicaragua. Archivo/END

Y el precio de la luz eléctrica, que se incluye en ese mismo apartado, aumentó 1.11 córdobas los 100 kilovatios por hora.

Según el BCN, los bienes que más aumento registraron en febrero fueron los de vestuario: 21.16 córdobas.

Los productos que más subieron en esa categoría fueron los pantalones jeans para mujeres y niñas mayores de 10 años (C$6.77), los trajes completos para niños y niñas menores de 10 años (C$5.79) y zapato de cuero natural para hombres y niños mayores de 10 años (C$2.46).

Juan Carlos López, miembro del Centro Jurídico y Social de Ayuda al Consumidor, afirmó que los datos de la canasta básica del Banco Central tienen inconsistencias.

Por ejemplo, mencionó, el precio de la energía que es calculada con base a 100 kilovatios/hora le ponen un precio de 298.35 córdobas (en febrero), pero los precios reales, aseguró, andan por encima de los 400 córdobas, según los índices de consumo.

“Hay otros productos que el Banco Central siempre les pone un precio más bajo, para no incrementar la inflación acumulada”, sostuvo López.

Según el Banco Central, la inflación acumulada en Nicaragua ascendió a 3.89% en el 2018, mientras que la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), proyecta que para 2019 podría ascender hasta un 7.2%.

Efecto reformas

En un recorrido que realizó El Nuevo Diario en el mercado Roberto Huembes, de Managua, el pasado 23 de febrero, los comerciantes de ese centro de compras refirieron que varios productos básicos para los nicaragüenses estaban subiendo de precio, como consecuencia del anuncio, el pasado 28 de enero, de la reforma a la Ley de Concertación Tributaria, aunque esta no había sido aprobada aún en la Asamblea Nacional.

La afirmación de los comerciantes coincidía con las del diputado y presidente de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional, Wálmaro Gutiérrez, quien dijo durante la lectura del dictamen de esa ley que “desde hace aproximadamente 10 días se ha estado presentando un patrón de comportamiento alcista de todos los precios” en febrero.

En esa ocasión, los comerciantes afirmaron que los granos básicos mantenían su valor, pero no otros productos como las salsas de tomate, el papel higiénico, las pastas de dientes, las sopas preparadas, jabones, detergentes, el pollo entero, entre otros, que habían tenido alzas de hasta cinco córdobas.

El miembro del Centro Jurídico y Social de Ayuda al Consumidor, Juan Carlos López, explicó que los precios en los mercados no son regulados y son muy sensibles a la especulación.